<!--:es-->Viaje al interior del Oscar<!--:-->

Viaje al interior del Oscar

La Academia de Hollywood está integrada por unas 6.000 personas. Cada una de ellas, para ingresar, tuvo que ser recomendada por dos de sus miembros. Luego es un comité el que decide si la persona se integrará a la organización, convirtiéndose así en «king of the world» (rey del mundo), tal como rezan estos días unos enormes carteles instalados en Hollywood. «En mi caso trabajé en la película ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’, que obtuvo un Oscar especial a la mejor animación, y he trabajado en cerca de 20 películas de animación más», dijo el español Raúl García, miembro de la Academia desde hace 12 años. Todos los miembros de la Academia elijen el Oscar a la mejor película, pero después son comités específicos los que seleccionan las demás categorías. García integra los comités de animación, cortometrajes y película extranjera. No sólo fiesta Aunque su trabajo parezca glamoroso, ser miembro de la Academia no es sólo ir de fiesta en fiesta, comenta García. «Yo normalmente veo 200 a 300 películas al año, pero ya en la época de votación hacemos sesiones de programas dobles y triples todos los fines de semana, así que suelo ver otras 200 ó 300 más». García asegura que no recibe «regalos» de los estudios cinematográficos y dice que se trata de un mito, aunque asegura que la práctica «sí existía hace unos 10 años». «Poco a poco las regulaciones de la Academia han sido más fuertes. Ahora (los regalos) se limitan a los DVD de las películas que llegan a casa», señala. Sin embargo, García admite que las presiones todavía pueden conseguir alguna nominación, aunque sólo, según él, en las «candidaturas menores, las técnicas». A pesar de los mayores controles, los estudios siguen haciendo campaña. Según García, «después de hoy (el día del anuncio de las nominaciones al Oscar) los estudios estarán patas arriba para ver la forma de promover sus películas y que se vean y se hable de ellas, no sólo para recuperar taquilla -muchas han salido de cartel y gracias a la nominación volverán a ponerse en el cine- sino para que estén presente en la mente de los votantes y el público».

Share