<!--:es-->Tri mayor, éxito mercantil en EU<!--:-->

Tri mayor, éxito mercantil en EU

La Selección Mexicana no sólo retuvo su título continental al ganar la Copa de Oro 2011, sino que en las últimas tres semanas también se convirtió en una de las marcas deportivas más exitosas en América del Norte.

En los seis partidos que disputó en diferentes sedes en Estados Unidos, México atrajo un promedio de asistencia de público de 71,500 hinchas, incluyendo los 93 mil que asistieron al estadio Rose Bowl el sábado, en Pasadena.

Estadios construidos para equipos de la liga de futbol americano estuvieron repletos de familias de habla hispana vestidas de verde y cantando y gritando en favor de México.

La consecuencia fue una ventaja de “localía” para el combinado mexicano contra todos sus rivales, incluso ante Estados Unidos en Los Ángeles.

“Es una sensación increíble, tenemos muchos hinchas mexicanos en Estados Unidos y tenemos que decirles gracias por todo el apoyo que nos dieron”, dijo el delantero del Manchester United Javier Chicharito Hernández.

El Tri también está produciendo el tipo de atención que sería la envidia de la mayoría de los principales equipos deportivos estadounidenses.

Los mexicanos generaron audiencias televisivas que pusieron a la cadena de habla hispana Univision en la cima de los rankings de Estados Unidos en el horario pico del sábado por la noche durante las dos últimas semanas, superando a todos los canales en inglés.

La final de la Copa de Oro, que México ganó 4-2, atrajo una audiencia promedio de 8 millones de televidentes en toda la transmisión en español.

Para ponerlo en contexto, el séptimo partido de la serie final de la liga de hockey sobre hielo estadounidense promedió 8.5 millones de televidentes en la NBC y la última jornada del Abierto de golf de Estados Unidos generó 9 millones en el mismo canal, ambos en inglés.

La selección mexicana también atrajo algunos patrocinadores de primer nivel, ansiosos por formar parte de una asociación con una verdadera historia hispana exitosa en Estados Unidos.

“El equipo es ahora una de las principales marcas deportivas en Estados Unidos y las compañías dieron un paso adelante y vieron el valor de eso”, señaló Michael Hitchcock, especialista en negocios de futbol en América del Norte para la firma Playbook Management International,

“Están agotando [boletos para] estadios, vendiendo casacas, bebidas, cervezas. Da la manera en que se mire, [los mexicanos] son una máquina de generar dinero porque los aficionados son muy pasionales”, agregó.

Entre aquellos que patrocinan al equipo se encuentran marcas “puramente estadounidenses” usualmente asociadas a deportes tradicionales en ese país. El éxito comercial de México además está ayudando al futbol estadounidense a través de la realización de partidos organizados por Soccer United Marketing (SUM).

Share