<!--:es-->¿Se puede Elegir el Sexo del Bebé?.<!--:-->

¿Se puede Elegir el Sexo del Bebé?.

¿Cómo se Determina el Sexo? Que el bebé sea niño o niña se decide en el momento mismo de la fecundación, cuando se produce la fusión del óvulo y el espermatozoide. Las células humanas están formadas por pares de cromosomas; 22 idénticos y uno, el par 23, diferente. Son los cromosomas sexuales: XX en el caso de las mujeres y XY en el de los hombres. En la concepción, la madre aporta un óvulo que siempre tiene un cromosoma X y el padre un espermatozoide Y o X (en una proporción del 50%). Cuando se unen en el cigoto, ya tiene a carga cromosómica que determinará el sexo.

¿Se Puede Influir en este Proceso? No hay manera de condicionar el sexo del bebé de forma natural o, como explica el Especialista. Internet y las librerías están llenos de artículos y libros que prometen que, siguiendo determinados pasos, se conseguirá la ansiada niña o el esperado niño, pero, si fuera tan fácil, ¿por qué en todos los países nace el mismo número de niños que de niñas? Exactamente 51 % de niños y 49% de niñas, una diferencia que se equilibra porque la mortalidad durante el primer año de vida afecta más a los varones.

El Método de la Alimentación. ¿En qué se basa? En la comprobación de que determinados iones (de calcio, sodio, potasio y magnesio) desempeñan un papel relevante en la determinación del sexo porque influyen en el pH del moco cervical de la mujer (el tapón mucoso que bloquea la vagina tras la menstruación), que funciona como un filtro natural de espermatozoides. Así, si el moco cervical es muy alcalino, se favorece a espermatozoide Y (más posibilidades de tener niño) y sí es ácido, al espermatozoide X (el bebé será niña).

Cómo se aplica? Partiendo de esa base, bastaría con modificar el pH del moco cervical mediante la introducción de cambios en la dieta (eligiendo unos alimentos y excluyendo otros) para favorecer la concepción de uno u otro sexo. Habría que empezar a seguir la dieta especial al menos un mes y medio antes del embarazo y, como la gestación no es segura, este método podría prolongarse durante muchos meses. Además, estos cambios pueden producir desórdenes metabólicos, por no hablar de lo inconveniente de eliminar alimentos de a dieta de la mujer justo cuando la alimentación tiene que ser lo más equilibrada posible, ya que estás buscando un hijo.

Antes o Después de Ovular

¿En qué se basa? En a diferenciación entre los espermatozoides X o femeninos, supuestamente más grandes, lentos y resistentes que los espermatozoides Y o masculinos, más pequeños y más débiles que los anteriores, pero más rápidos.

¿Cómo se aplica? Como los espermatozoides portadores del cromosoma X pueden «esperar» unos días al óvulo, se recomienda tener relaciones de dos a cuatro días antes de la ovulación, si se quiere tener una niña y del día de a ovulación en adelante, sí buscas un niño.

Método Popular. También, tendríamos que hacer referencia a los métodos populares (por supuesto, sin bases científicas) que hablan de la influencia de la luna en la concepción: «Luna creciente, hijo diferente; una menguante, hijo como antes», dice el refrán; otros como el calendario chino, que «adivina» el sexo del bebé en función de la edad de la mamá y el mes en el que nacerá el niño o ideas sobre la postura en la que hay que tener relaciones sexuales o si la mujer debe o no llegar al orgasmo para concebir un niño o una niña. La efectividad de estos procedimientos se pone en duda si tomas en cuenta que hay un porcentaje de acierto muy alto (50 por ciento)

Share