<!--:es-->Se preocupan por Super Bowl de 2014<!--:-->

Se preocupan por Super Bowl de 2014

Luego de un fin de semana en el que la nieve bloqueó carreteras, obligó a cerrar aeropuertos e incluso derivó en la posposición de un partido en Filadelfia, muchos se preguntan qué ocurriría si una gran tormenta de nieve sobreviniera en febrero de 2014.

En esa fecha, el Super Bowl se realiza en Nueva York. Las condiciones meteorológicas rara vez han causado preocupaciones para el gran partido de la NFL, aunque una tormenta de hielo paralizó Atlanta hace 10 años y causó problemas en algunos actos previstos para los días anteriores al partido.

En enero de 2007, llovió por primera vez durante un Super Bowl, en Miami, pero ello no impidió que Peyton Manning condujera a los Potros de Indianápolis al título.

De hecho, dos sedes de los próximos cuatro Super Bowls están en lugares fríos: Indianápolis en 2012 y el New Meadowlands de Nueva Jersey en 2014. Pero el inmueble cercano a Nueva York carece de techo, lo que definitivamente implica un problema.

Multan a los Jets y a su preparador físico

La NFL impuso el jueves una multa de 100 mil dólares a los Jets de Nueva York por infringir las reglas de la liga a principios de este mes, cuando Sam Alosi, asistente del entrenador, metió una zancadilla a Nolan Carroll, de Miami, a un costado del terreno durante la devolución de un despeje.

La multa fue impuesta al considerar que Alosi “colocó a sus jugadores en una zona prohibida de la banda para obstruir a los jugadores rivales de los equipos especiales y sacar ventaja de ello. La NFL consideró que el acto representó una infracción de las reglas de competencia y una táctica peligrosa.

Además, la NFL citó a comparecer tanto a Alosi como al coordinador de los equipos especiales, Mike Westhoff, por los comentarios públicos en los que acusaron a otros equipos de emplear tácticas similares.

“Cumpliremos con la decisión de la liga, informaron los Jets en un comunicado.

Alosi, responsable por el acondicionamiento físico del equipo, ordenó a cinco jugadores inactivos que se pararan juntos, casi hombro con hombro, a un lado del campo, durante el partido del 12 de diciembre, que los Jets perdieron por 10-6 ante Miami.

Share