Responsabilidades del dueño de una vivienda

Responsabilidades del dueño de una vivienda

Ser dueño de una casa es un compromiso permanente que exige tiempo y preparación financiera para enfrentar las incertidumbres de la vida.

• Manténgase financieramente preparado. Haga presupuestos de los gastos de su vivienda y ahorre para las emergencias. Dependiendo del tipo de hipoteca que tenga, recuerde que sus pagos mensuales pueden aumentar.

• Conozca la información de su acreedor. Usted puede solicitar por escrito a su cobrador hipotecario la información sobre el titular de la hipoteca.

El cobrador tiene la obligación de darle el nombre, dirección y número telefónico. Busque la información de contacto de su cobrador en el estado de cuenta de su hipoteca. Además, si el titular de su hipoteca la transfiere, el nuevo titular debe enviarle una notificación con su información de contacto.

• Mantenga o aumente el valor de su propiedad. Planee con anticipación los gastos de mantener su propiedad y arme un fondo de emergencias. Algunos gastos son baratos como las pequeñas reparaciones, pero otros son muy costosos como reemplazar el techo o los electrodomésticos. Considere obtener un préstamo asegurado por el Gobierno para mejora su vivienda.

• Recuerde actualizar su seguro de propietario. Mantener un monto adecuado de cobertura (generalmente el costo de reconstruir su casa si se daña o destruye) usted tendrá la protección que necesita para daños graves.

• Créditos residenciales de energía. Podría obtener créditos impositivos (en inglés) si ha realizado mejoras para ahorrar energía en su vivienda.

 

• Considere refinanciar su hipoteca. Al refinanciar se reemplaza completamente su préstamo hipotecario actual y se le ofrecen nuevos plazos, tasa y pago mensual.

Aproveche  otros beneficios impositivos de ser propietario. Consulte con su asesor financiero o impositivo sobre los beneficios fiscales de ser dueño de una propiedad familiar.

Share