<!--:es-->Relator de la CIDH revisará situación de migrantes en México<!--:-->

Relator de la CIDH revisará situación de migrantes en México

El relator sobre trabajadores migratorios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González, comenzó el lunes una visita a México, país que en los últimos meses ha visto algunos de los peores ataques en contra de esa población, particularmente por parte del crimen organizado.

La visita de análisis, que se extenderá hasta el 2 de agosto, dio inicio con encuentros con autoridades mexicanas involucradas en la atención a los migrantes, entre esas la Cancillería, la secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República (PGR).

González arrancó la visita con funcionarios de la cancillería a quienes les manifestó «lo importante que es realizar este tipo de visitas y tener contacto directo con la situación» de los migrantes, según refirió la CIDH en su página de la red social Facebook, donde el lunes se publicó sobre algunos de los encuentros.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake, se reunió con el relator especial sobre trabajadores migratorios de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González, a quien reiteró el compromiso del Estado mexicano para defender y respetar las garantías fundamentales de los migrantes.

Blake Mora refrendó además el compromiso de México con el fortalecimiento de sus instituciones para que éstas actúen dentro del ámbito de sus competencias, en estricto apego a la ley y al respeto de los ciudadanos, informó a Secretaría de Gobernación (Segob).

La dependencia precisó que al encuentro acudieron los subsecretarios de Población, Migración y Asuntos Religiosos, René Zenteno Quintero, y de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Felipe Zamora Castro, así como el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Salvador Beltrán del Río.

El relator también se encontró con funcionarios de la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de Migración, quienes le explicaron las recientes modificaciones legales por las que, entre otras cosas, se despenalizó por completo la inmigración irregular en México.

«Todas las autoridades del país, todas, deben proteger a los migrantes bajo la nueva ley», dijo el subsecretario mexicano de Población, René Zenteno, citado por la propia CIDH.

La Secretaría de Gobernación informó en un comunicado que se le expuso al relator cómo las nuevas reformas y leyes buscan «reducir las condiciones de riesgo y vulnerabilidad de los migrantes en nuestro país».

González también tiene previsto reunirse a lo largo de la semana con organismos civiles, autoridades estatales y locales.

Miles de migrantes, en su mayoría centromericanos, utilizan cada año territorio mexicano para intentar llegar a Estados Unidos, aunque en su trayecto enfrentan diversos riesgos, desde extorsiones hasta secuestros y asesinatos a manos de grupos criminales e incluso autoridades.

Una de las peores agresiones en la historia reciente ocurrió en agosto de 2010, cuando presuntos miembros del cartel de las drogas de Los Zetas secuestraron y asesinaron a 72 migrantes en el estado norteño de Tamaulipas.

Desde entonces, también se ha reportado el secuestro de decenas de migrantes presuntamente a manos de narcotraficantes, aunque en algunos casos también han sido detenidos agentes migratorios por presuntamente participar en los plagios.

La violencia también ha alcanzado a defensores de los migrantes y según un reporte de una comisión pastoral de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en los últimos años han ido en aumento incidentes como agresiones, amenazas y hostigamientos.
El reporte, divulgado la semana pasada, señaló que de 2004 a 2009 se registraron 18 incidentes de seguridad contra los defensores, mientras que sólo en 2010 contabilizaron 29 y 15 más entre enero y junio de 2011.

Share