<!--:es-->Récord de deportados<!--:-->

Récord de deportados

Según el Departamento de Seguridad Interna la cifra se ubicó en casi 350.000 y los resultados se deben al incremento en el cumplimiento de las leyes existentes luego de que el Congreso no logró aprobar una reforma migratoria.

También se han aplicado una serie de medidas en varios aspectos para abordar el fenómeno de la inmigración ilegal, como la capacitación de agentes para lidiar con el problema.

Según la página del Departamento, el número de equipos para los llamados «operativos de fugitivos» se ha quintuplicado.

Nuevas medidas

Además, han iniciado acciones para cerrar una vía legal que permitía a los inmigrantes indocumentados continuar litigando su caso en los tribunales a pesar de haber aceptado la «salida voluntaria» del país.

Este incremento de actividad no solo condujo a un mayor número de arrestos y deportaciones de indocumentados, sino también de las personas que los emplean ilegalmente.

Nuevos reglamentos han hecho más difícil el empleo de personas sin los documentos necesarios.

La Administración del Seguro Social ha empezado a identificar a los empleadores con nóminas altas que no tengan la información apropiada de su personal.

Debido a que los empleadores no están en capacidad de verificar todos los documentos de sus trabajadores, las autoridades han decidido invalidar muchas categorías de documentos que podrían ser utilizados para cometer fraude.

Además, las multas por emplear trabajadores indocumentados subieron aproximadamente 25%.

Según los institutos especializados, hay unos 11 millones de inmigrantes indocumentados viviendo en Estados Unidos, una estadística que no refleja cambios con respecto al año pasado.

Más ciudadanos

Se informa que el incremento de deportaciones fue significativo con respecto al 2007, ya que para ese año las cifras -también récord- apenas llegaron a un poco más de 270.000.

Sin embargo, se agrega que paradójicamente también aumentó significativamente el número de personas que obtuvieron la ciudadanía durante el 2008.

Según cifras del Servicio de Inmigración y Ciudadanía, más de un millón de personas se hicieron estadounidenses.

Algunos observadores atribuyen ese esfuerzo de las autoridades de EE.UU. de otorgar documentos de ciudadanía a residentes legales al hecho de que era año electoral, por lo que hubo inmensas presiones de los partidos políticos para que los procedimientos fuesen más expeditos.

Share