<!--:es-->Paul William Walker<!--:-->

Paul William Walker

Fecha de nacimiento: 12 de septiembre de 1973.

Lugar de nacimiento: Glendale, una ciudad de California

Cuando apenas tenía dos años, y gracias a los contactos de su madre, Paul Walker comenzó a trabajar en el mundo de la interpretación. Al principio lo hizo en diversos anuncios, si bien luego apareció en diversas series de televisión, caso de “Autopista hacia el cielo” (1985-1986). Debutó en el cine con “Un monstruo en el armario” (1986). A continuación regresó a la pequeña pantalla, donde tendría un papel recurrente en “Throb” (1986-1987). Posteriormente lo vimos en capítulos sueltos de “¿Quién es el jefe?” (1991), “Un intruso en la familia” (1991) y “Tocados por un ángel” (1996). Cabe señalar que también trabajó como modelo.

Regresó a las películas con la olvidable “Vaya par de idiotas” (1998), si bien el filme que le reportó una mayor popularidad fue la encantadora “Pleasantville” (1998). A partir de ese momento no cesó de trabajar, y como prueba de ello ahí están sus apariciones en “Juego de campeones” (1999), “Alguien como tú” (1999) y “The Skulls. Sociedad secreta” (2000). El hasta entonces mayor éxito de su carrera le llegaría con “A todo gas” (2001), donde interpretó por primera vez a Brian O’Conner. A continuación rodó “Nunca juegues con extraños” (2001), para luego hacer lo propio con “2 fast 2 furious. A todo gas 2” (2003).

Posteriormente se dejó ver en títulos tanto comerciales como independientes: “Timeline” (2003), “Noel” (2004), “Inmersión letal” (2005), “La prueba del crimen” (2006), “Bajo cero” (2006), “Banderas de nuestros padres” (2006), “Bobby Z” (2006) y “Proyecto Lazarus” (2008). Su carrera se relanzaría con “Fast & furious: Aún más rápido” (2009), filmando entre medias “Ladrones (Takers)” (2010). “Fast & furious 5” (2011) supuso la confirmación de que el público estaba muy interesado en esta saga, a la que regresó en “Fast & furious 6” (2013). Además, encabezó el cartel de tres largometrajes menores: “Vehicle 19” (2013), “Hours” (2013) y “Pawn shop chronicles” (2013). Paul Walker murió a los 40 años en un accidente de tráfico, dejando pendiente de estreno dos películas: “Brick Mansions” (2014) y, cómo no, “Fast & furious 7”. No le gustaban nada las fiestas de Hollywood, y ello a pesar de que sabía que eran un buen lugar para hacer “amistades” en la industria.

Share