<!--:es-->ONU llama a no bajar la guardia contra SIDA<!--:-->

ONU llama a no bajar la guardia contra SIDA

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó este miércoles a no bajar la guardia en la lucha global contra el VIH/SIDA tras los considerables avances logrados en la última década en materia de prevención y tratamiento.

«A través del compromiso y la solidaridad, este movimiento ha ayudado a darle la vuelta a la epidemia del SIDA», afirmó el máximo responsable de Naciones Unidas en un mensaje con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Sida.

Asimismo señaló que, tras tres décadas de lucha, se ha conseguido reducir el número de infecciones de VIH, millones de personas cuentan con acceso a tratamientos, ha disminuido la transmisión del virus de madres a hijos y poco a poco se va eliminando el rechazo social a los afectados.

Ban resaltó que ya se ha alcanzado la primera parte del sexto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: detener y revertir la propagación de la enfermedad.

«Debemos seguir trazando una senda nueva y ambiciosa. El objetivo común es claro: acceso universal a la prevención del VIH, el tratamiento, la atención médica y los recursos de apoyo», afirmó el secretario general de la ONU.

En ese contexto, abogó por alcanzar los «tres ceros», en referencia a cero nuevas infecciones, cero discriminación y cero muertes a causa del sida.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU, el suizo Joseph Deiss, resaltó que los logros alcanzados en la última década en la lucha contra la epidemia son «frágiles» si se tiene en cuenta el camino que todavía queda por recorrer.

El ex presidente helvético recordó que todavía hay millones de afectados que carecen de acceso al tratamiento antirretroviral y que el ritmo de aparición de nuevos infectados supera al de plazas de tratamiento disponibles.

«No podemos contentarnos, y hay que trabajar más y mejor para revertir la epidemia», valoró Deiss.

En su opinión, este es el mensaje que debe partir de la reunión que celebrará la Asamblea General el próximo junio para estudiar los avances logrados en la prevención, tratamiento y atención a los afectados por el virus.

«La lucha global contra el sida se encuentra en una encrucijada. Por primera vez en 15 años se han reducido los fondos contra el sida, se deben consolidar los avances frágiles que hemos logrados y la comunidad internacional debe renovar su compromiso», observó Deiss.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/sida (ONUSIDA) informó la semana pasada que en la actualidad hay 33,3 millones de personas en el mundo que viven con el virus del VIH, frente a 26,2 millones en 1999.

Sin embargo, el número de nuevas infecciones se reduce año a año. En 2009 se contabilizaron 2,6 millones de nuevas infecciones, mientras que en 2008 fueron 3,1 millones.

Al menos 56 países han estabilizado o conseguido descensos significativos de las tasas de infecciones por VIH.

Además, el director ejecutivo del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef), Anthony Lake, presentó el martes un informe en el que señala que es posible una generación de niños libre de sida en 2015 siempre que la comunidad internacional refuerce el acceso universal a los tratamientos para combatir el VIH y mejore la protección social incrementando la lucha contra la marginalización.

Según datos de la ONU, cada año nacen en el mundo 370.000 niños con el virus VIH y durante 2009 en los países de ingresos bajos y medianos el 53% de las mujeres embarazadas e infectadas se beneficiaron de tratamientos con antirretrovirales para prevenir la trasmisión madre a hijo, frente al 45% de 2008.

Share