Obama busca aprobación del START

El presidente de EU, Barack Obama, afirmó hoy que la incertidumbre sobre el armamento nuclear crea un mundo más peligroso, al abogar en favor del tratado de desarme nuclear START con Rusia.

El gobernante estadounidense hablaba así tras reunirse con el ex secretario de Estado Colin Powell para tratar sobre la necesidad de que el Senado ratifique el tratado firmado por Obama y el presidente ruso, Dmitri Medvédev, el pasado abril en Praga.

Por su parte, Powell declaró su esperanza de que el Senado «ratifique lo antes posible el nuevo START», que consideró: «nos ayudará a saber qué hacen los rusos» en materia nuclear.

Obama lanzó una ofensiva política para conseguir que el Senado se pronuncie sobre el acuerdo, el gran logro de su política exterior hasta el momento, antes de que comience la próxima legislatura el próximo enero.

Según la ley estadounidense, para la ratificación es necesario el «sí» de al menos dos tercios del Senado, el equivalente a 67 escaños. En la actualidad, los demócratas de Obama cuentan con 58 escaños y necesitan el apoyo de nueve republicanos.

En la próxima legislatura, tras la victoria republicana en los comicios del 2 de noviembre, los demócratas tendrán 53 escaños y requerirán los votos de catorce republicanos.

Hasta el momento, los republicanos se habían mostrado reacios a someter la medida a votación, al considerar que no habían tenido tiempo suficiente para estudiarlo.

Sin embargo, la Casa Blanca ha lanzado un auténtico despliegue para conseguir la ratificación en el plazo que desea. Hace dos semanas, durante la cumbre de la OTAN en Lisboa, Obama lanzó un encendido llamamiento en favor del tratado, al que se sumaron líderes como el propio Medvédev y el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen.

Desde entonces, algunos senadores republicanos han apuntado su disposición a someter la medida a votación antes de fin de año.

Obama recuerda que sin la entrada en vigor del nuevo START EU y Rusia carecen de un mecanismo de verificación sobre sus arsenales nucleares, desde que expiró hace un año el START anterior.

El presidente estadounidense también asegura que la confianza creada con Moscú gracias a este tratado se ha extendido a otras áreas donde la colaboración con Rusia ha sido imprescindible, como la aprobación de sanciones contra el programa nuclear iraní o el envío de suministros por territorio ruso a las tropas en Afganistán.

Obama incidió hoy en ambos temas al asegurar que «la relación de mayor confianza se extenderá a toda una gama de áreas de importancia vital para EU».

Por su parte, Powell aseguró que el mecanismo de verificación que pondrá en marcha el nuevo START es «más que adecuado» para supervisar los arsenales nucleares rusos.

El nuevo tratado START reduce en un 30% el número de cabezas nucleares, hasta mil 550 por país, y limita a 800 el de vectores estratégicos, como misiles intercontinentales, submarinos y bombarderos estratégicos.

El acuerdo representa el mayor éxito hasta el momento de Obama en política exterior y simboliza el reinicio de las relaciones entre EU y Rusia tras el enfriamiento sufrido durante los años de la Administración de George W Bush.

En una entrevista que se emitirá esta noche en el programa «Larry King Live» de CNN y de la que la cadena de televisión ha difundido algunos extractos, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, asegura que el Senado de EU «sería muy tonto» si no aprobara el tratado.

El martes, Medvédev había advertido que si no se ratificaba el START se abriría la posibilidad de una nueva carrera armamentística.

Share