<!--:es-->Nuevo impulso para el Dream Act<!--:-->

Nuevo impulso para el Dream Act

Miembros del Congreso regresaron a la capital esta semana para enfrentar el futuro del Dream Act (o siglas de Ley para el Desarrollo, la Asistencia y la Educación de Menores Extranjeros).

Esta propuesta ley, que no tuvo éxito en el Senado, ofrecería un camino para legalizar a los hijos de inmigrantes indocumentados que van a la universidad o ingresan en el ejército.

El secretario de Educación, Arne Duncan, reiteró la importancia de aprobar «por el bien del país» el Dream Act. «Tenemos una oportunidad para tomar un paso en el sentido adecuado, y debemos aprovecharla», afirmó.

Duncan se unió con el ex secretario de Comercio, Carlos Gutiérrez, para movilizar el voto a favor.

«Debemos tratar la cuestión desde una perspectiva de ambos partidos. Debemos aumentar las posibilidades de educación, no reducirlas», explicó el secretario de Educación, quien recordó el «compromiso» del presidente Barack Obama.

El republicano Gutiérrez, nacido en La Habana y secretario de Comercio durante la presidencia de George W. Bush, señaló que a pesar de las diferencias ideológicas con Duncan, en este aspecto coinciden porque la ley es «buena para el país».

La medida volverá a ser sometida a voto durante la sesión abreviada del Congreso, conocida como «lame duck», tras ser rechazada en el Senado en 2007.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, ya ha señalado que llevará al Dream Act a una nueva votación en su cámara en las próximas semanas.

«Negar la posibilidad de graduarse a estos estudiantes significa quedarse atrás en una economía basada en el conocimiento como la nuestra», agregó Duncan.

La idea tras el Dream Act, según Duncan, es «crear posibilidades» para todos esos estudiantes que son «grandes activos para el país» y que ahora «sufren desesperados».

Share