<!--:es-->NFL: PRE<!--:-->

NFL: PRE

¿Quién dijo que no es importante ganar en agosto?

O mejor dicho: ¿qué intentan lograr los equipos, en las semanas previas al inicio de la campaña regular?

Aquí va una lista de cinco factores a tener en cuenta.

LA SALUD ES LO PRIMERO

Las lesiones de pretemporada son las más frustrantes de todas. Un equipo sufre tremendamente cuando pierde a un jugador clave.

Una campaña de pretemporada puede terminar con récord negativo, pero será considerada un éxito si el equipo no tuvo bajas significativas por lesiones.

ACUMULACIÓN DE EXPERIENCIA

Este factor es crítico para los novatos y los reservas. Durante la temporada regular, estos jugadores no reciben mucho tiempo de juego y tampoco ven mucha acción en las prácticas, así que su progreso en esos meses es mínimo. Entonces deben tratar de progresar lo máximo posible en la pretemporada.

En un día de campo de entrenamiento, un jugador joven puede participar en 20 ó 30 jugadas a lo largo de dos sesiones de práctica, además de otras 20 ó 30 jugadas en el partido de exhibición. Durante la campaña regular, ese mismo jugador actúa en solamente cuatro o cinco jugadas, y no ingresa al campo en los partidos.

IMPLEMENTACIÓN DE ESQUEMAS

Los entrenadores tienen mucho trabajo durante el mes de agosto. Con tantos jugadores nuevos, entre novatos y veteranos de la agencia libre, los coaches deben invertir gran parte de su tiempo en enseñar y transmitir sus esquemas a los recién llegados.

Pero lo más importante es repasar y perfeccionar esos esquemas con los jugadores titulares, para llegar preparados al primer juego de temporada regular.

PERSONAL

El sábado anterior al partido inaugural de la temporada regular, el plantel de cada equipo queda esencialmente definido para el resto del año. Sólo lo alterarán las lesiones, suspensiones o despidos.

El primer recorte de personal está previsto este año para el 28 de agosto, día en que los equipos deben reducir su lista de jugadores activos a un máximo de 75 nombres.

El recorte definitivo tiene su fecha fijada para el 1° de septiembre. Ese día, el máximo de jugadores que un equipo puede mantener en su plantel es de 53 hombres.

GANAR IMPORTA

La frase más repetida durante la pretemporada es que a nadie le interesa el resultado. Y eso no es del todo cierto.

Es un elemento crucial, sobre todo para aquellos equipos que están en proceso de reconstrucción, o que vienen de fracasos en años anteriores, llegar a la temporada regular con la sensación genuina de que pueden ganar partidos. Para eso, los jugadores deben experimentar el triunfo.

La realidad es que el récord de pretemporada no tiene validez estadística, pero la confianza se templa con victorias.

Share