<!--:es-->Montiel confía en su poder para la pelea<!--:-->

Montiel confía en su poder para la pelea

El mexicano Fernando «KO-Chulito» Montiel aseguró este viernes que confía en la fuerza de sus puños para frenar al impetuoso retador filipino Nonito Donaire, y retener sus corona de pese gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Organizacion Mundial de Boxeo (OMB).

Montiel, tres veces monarca mundial, y «The Filipino Flash» Donaire, un campeon del orbe en dos divisiones y quien lleva una racha de 24 peleas ganadas de forma consecutiva, 16 de ellas por nocáut, estelarizan el programa boxístico de mañana sábado en el Mandalay Bay Hotel de Las Vegas (Nevada).

«Estoy seguro que esta pelea se acaba antes del décimo asalto, porque pondré toda la carne en la parrilla para noquearlo», dijo Montiel, momentos antes de tomar el pesaje para este combate, el primero de título mundial este año en la ‘Meca del Juego’.

En el pesaje de este viernes, ambos contendientes marcaron el límite exacto de la división de las 118 libras (53,5 k).

Será un enfrentamiento sin cuartel, pues el mexicano se ha ganado el apodo de ‘KO-Chulito’ por su demoledora pegada, como lo demuestran su 33 nocáuts en 43 victorias, en una foja que incluye dos paleas tablas y dos derrotas.

«Esta es una pelea entre dos de los mejores peleadores en la divisiones chicas y espero que sea un gran combate, pues yo me preparé no sólo para ganar, sino para dar espectaculo», agregó Montiel.

Donaire (25-1, 17 kos) es reconocido como el segundo mejor peleador de Filipinas, después de Manny Pacquiao.

«Estoy considerado uno de los mejores boxeadores en el mundo y una victoria sobre Montiel demostrara a todos que me merezco ese lugar», apuntó el filipino, de 28 años de edad, y radicado desde la adolescencia en San Leandro (California).

Montiel conmocionó al mundo del boxeo el 30 de abril de 2010, con el contundente nocáut que le propinó al campeón japonés Hozumi Hasegawa, a quien arrebató el título de peso gallo del CMB.

Desde entonces lo ha defendido con éxito en una oportunidad, con un fuera de combate fulminante al panameño Rafael Concepción, en julio del pasado año.

El mexicano, de 31 años, ha conquistado las fajas universales de las categorías mosca, supermosca y gallo, y sus únicos dos derrotas fueron en compromisos por título mundial.

Donaire, de su lado, se ganó las candilejas de las principales marquesinas del mundo luego del sorpresivo triunfo por nocáut en el quinto asalto sobre el ‘Toro Asesino’ de Armenia, Vic Darchinyan, el 7 de julio de 2007, en Bridgeport (Connecticut).

«Todos pensaron que cuando me tocara, me iba a caer enseguida, y que mis posibilidades de ganarle eran mínimas, pero yo sabía que si le atacaba con agresividad y no lo dejaba pensar ni intimidarme, podría ganar esa pelea», rememoró Donaire, en un aparte con la AFP.

En el duelo co-estelar de la funcion, en los pesos welters, el invicto estadounidense Mike Jones se volverá enfrentar al mexicano Jesus Soto Karass, en un combate pactado a 12 giros.

El tope será la revancha del pleito que sostuvieron el pasado 13 de noviembre en Arlington (Texas), y que ganó Jones en una polémica decisión.

«Quizá menosprecié un poco a Soto Karass antes de la primera pelea, pero ahora reconozco que es un tremendo boxeador y que tendré que dar lo mejor de mi para ganarle», indicó Jones, invicto en 23 peleas, 18 de ellas ganadas antes del límite.

Soto-Karass tambien considera que tendrá que pelear aùn mejor para derrotar a Jones.

«Sé que yo gané la primera pelea y voy a despejar todas la dudas este sábado», aseguró el mexicano, con récord de 24-5-3, 16 nocáuts.

Share