<!--:es-->Maná se pronuncia en contra del racismo durante concierto en EU<!--:-->

Maná se pronuncia en contra del racismo durante concierto en EU

LOS ÁNGELES, ESTADOS UNIDOS.- Con mensajes de paz, amor, esperanza y contra el racismo, Maná refrendó ser líder indiscutible del rock latino, con su espectacular concierto en el Staples Center de Los Ángeles.

En el primero de sus cuatro conciertos, todos con boletaje agotado en el imponente escenario con capacidad para 18 mil personas, la agrupación mexicana se movió y hasta se acercó aún más a sus fans.

Con un escenario en el que predominaron efectos especiales psicodélicos y multiimágenes, la banda a la mitad de su presentación sorprendió a sus seguidores al aparecer en medio del público para deleitarlo con más de sus temas.

Cuando las luces se habían apagado y el entarimado quedó iluminado, los gritos de euforia subieron y bajaron de intensidad. De repente, Maná apareció en un templete provisional en el centro del auditorio.

Ahí Fher hizo subir a una afortunada admiradora, a quien le ofreció una silla y le cantó «Vivir sin aire», mientras que ella, embelesada, disfrutaba y hasta se incorporó para bailar abrazada al vocalista.

Este fue uno de los numerosos destellos que le fueron vitoreados a la agrupación, que inició a mediados de este mes su gira mundial «Drama y luz 2011», y que prosiguió aquí.

«Cómo están Los Ángeles, los extrañábamos un chin…», fue el primer saludo de Fher, líder de la agrupación, a nombre de Juan, Sergio y Alex, quienes tenían más de cuatro años de no lanzar una nueva producción musical.

Fher, como es habitual, fue la imagen de la formación musical en cada una de sus acciones celebradas a lo grande, como el ondear una Bandera de México, mientras que en las pantallas gigantes aparecían lábaros patrios de América Latina.

De igual forma, el cantante también demostró su orgullo por la comunidad latina que ha llegado a ser más de 50 millones en Estados Unidos, con creciente presencia, y a la que invitó a votar para que se haga valer.

También más adelante, en otra de las canciones, hasta se tiró al suelo completamente de espaldas y desde ahí, en plena comodidad y viendo al techo del escenario, interpretó «Clavado en un bar».

Un momento que provocó un nudo en la garganta fue antes de que ejecutara «Vuela libre paloma», dedicado a su mamá recién fallecida. A ella, Fher le dijo: «Donde quiera que estés guerrera. Si volviera a nacer volvería a estar contigo».

El mismo músico había compartido a sus allegados que tenía temor de cantar el tema y de que podría no terminarlo por lo que éste significa en un momento tan doloroso en su vida, lo que al final logró, pero con grandes esfuerzos.

Su madre Rosario Sierra falleció el 10 de marzo de 2010 y su hermana Rosario Olvera Sierra murió unas semanas después, el 25 de abril, y ambas a causa de cáncer.

Los mensajes de amor, paz, esperanza y contra el racismo fueron insertados en pantallas gigantes que le dieron un refuerzo notable a la actuación de la agrupación, vendedora de más de 25 millones de álbumes a lo largo de su carrera.

Otros anuncios que también envió y que fueron reforzados con videos de su Fundación Selva Negra al inicio del concierto, fueron los relacionados con temas ecologistas, en especial de protección al medio ambiente.

La banda abrió con el sencillo que se ha mantenido en el primer lugar de popularidad por nueve semanas, «Lluvia al corazón», además de «El espejo» y «Sor María», a los que se sumaron sus más sonados éxitos.

Entre ellos entonó «Oye mi amor», «Vivir sin aire», «Bendita tu luz», «Tu eres mi religión», «Rayando el sol», «Corazón espinado», «Cómo te deseo», «Labios compartidos», «Déjame entrar», «Clavado en un bar» y «Me vale».

El concierto de dos horas, en el que predominaron treintañeras y de más edad entre el público, y que incluyó el tradicional solo del bateristas Alex, fue cerrado con «En el muelle de San Blas».

Share