<!--:es-->MADRE TRABAJADORA<!--:-->

MADRE TRABAJADORA

Posiblemente este sacrificio que se impone al niño, y también al adulto que va con él, es la única solución que se ha encontrado, ante la imposibilidad de dejar el trabajo, sobre todo teniendo más gastos que antes que naciera el hijo, lo cual hace imposible que se deje de ingresar cualquiera de los dos sueldos de la pareja. Son muchas las soluciones alternativas que se proponen, como por ejemplo que las empresas, con ayuda quizá de la administración, cuenten con guarderias en las que las mujeres puedan dejar a sus hijos mientras estan trabajando,unos pisos más arriba. Esta cercanía posibilitaría además que el contacto entres los niños y las madres no se redujera a unos minutos por las mañanas y por las noches. En este sentido, expertos en pediatría expresan la conveniencia de que el niño pase el mayor tiempo posible con su madre, durante los tres primeros años de edad. Estos expertos ponen de manifiesto que en los casos en los que las madres no trabajan, los niños, al no tener que acudir a la guarderia desde primeras horas de la mañana, duermen más, y están menos nerviosos. Además los más pequeños de la casa, en estos casos, cuentan con la posibilidad de realizar numerosas actividades, en horario de mañana sin que se les imponga madrugar en exceso, en centros de enseñanza y guarderías dedicados a los niños de muy temprana edad.Ante esto existe la realidad, en la que algunos afortunados cuentan con la ayuda de algún familiar para el cuidado de los niños mientras están trabajando. Los que más se ven obligados a introducir a los más pequeños de la casa en los horarios propios de la edad adulta. Esto debería de plantear un problema para todo el conjunto de la sociedad, al que abría de buscarle una solución lo antes posible, no que solamente significara un trastorno para miles de parejas en nuestro mundo que se aventuran año trás año a ser padres

Share