<!--:es-->Los nervios, esos enemigos traidores<!--:-->

Los nervios, esos enemigos traidores

Los nervios, nos hacen decir lo que no queremos, perder los estribos, actuar precipitadamente, rendir menos y agotarnos más. Urge aprender a relajarse

La acumulación de trabajo, los disgustos, los enfados no descargados a tiempo y la excitación nos producen agotamiento físico, tensión muscular y estrés.

Cuando una persona esta tensa, su tasa cardíaca esta más alta, y sufre una serie de trastornos tales como manos traspiradas, sensación de angustia, mareos, insomnio, arrugas en la frente, ojos sin brillo, nudo en la garganta, ojos hipersensibles a la luz, jaquecas y espasmos, además de una gran irritabilidad.

Cualquier contrariedad significa un drama y se puede discutir por cualquier nimiedad.

Somos concientes muchas veces de que estamos nerviosas, alteradas y somos capaces de saltar ante cualquier insinuación que nos contrarie. No tenemos entonces otra solución. Debemos relajarnos.

Relajarse es liberar la mente y los músculos del cuerpo de tensión. No es tumbarse en la cama o en un sofa a descansar

Ademas de métodos de relajación más o menos sofisticados, tanto físicos ( Jacobson, Schultz, Yoga ), como psicologicos (sofrología, hipnosis )o químicos (medicacíon, tratamiento psiquiatrico ), existen recursos para relajarse sencillos y eficaces como respirar adecuadamente, dormir bien y el numero de horas suficiente y practicar un deporte.

Algunas técnicas de relajación deben aprenderse en centros especializados. No son dificiles y, luego, una vez aprendidas se pueden practicar en casa.

Otros modos de relajarse son tan sencillos que no es necesario acudir a ningún sitio y pueden practicarse en casa, el trabajo, en el coche o al aire libre.

El arma de la relajación

Con ella, la persona se siente liberada de tensiones, volviendose más creativa y activa. Las personas relajadas se enfrentan a los problemas con resolución

Técnicas de relajación profunda

Entre las más conocidas esta la de Jacobson, que consiste en la distensión de todos los musculos del cuerpo, uno a uno. Debe practicarse la primera vez a primea hora de la mañana en una habitación oscura, acostada y sin ropa que oprima o cualquier objeto que distraiga.

El primer paso consiste en la familiarización con los seis grupos de musculos del cuerpo; manos y brazos, nuca y hombros, ojos, cejas y frente, cuello y boca, tronco y pecho, piernas y caderas.

La relajación comienza al tensar y destenzar el primer grupo de musculos, luego el segundo, el tercero… hasta conseguir tensar y destensar todos a la vez.

Al cabo de 14 dias de entrenamiento podrá realizarse la relajación en cinco minutos.

Básico: Aprender a respirar

Algo tan sencillo como la respiración es uno de los metodos más efectivos para relajarse

Se debe inspirar lenta y profundamente ,el aire por la nariz, hasta que sintamos como se van llenando los pulmones desde el abdomen, pasando por el torax, hasta el esternón.

Luego debemos aguantar el aire unos segundos, para expulsarlo después, expirando a fondo tambien por la nariz, e inclinando los hombros hacia adelante, con los brazos caidos.

Hacer unos minutos de respiración completa al día es suficiente para mantenerse relajada.

Share