<!--:es-->Lorena Ochoa al frente del Abierto Británico<!--:-->

Lorena Ochoa al frente del Abierto Británico

Lorena Ochoa dio el jueves un paso adelante en su empeño por completar el año con su primer título de uno de los torneos grandes del golf femenino al situarse al frente del Abierto Británico.

Ochoa aprovechó un día soleado y perfecto para jugar en el mítico campo de St. Andrews al firmar una espléndida ronda de 67 golpes, seis bajo par.

En un día histórico en el que el golf profesional de mujeres debutó en la cuna del deporte, la estrella mexicana de 25 años encaró con temple su cometido de hacer historia por su propia cuenta.

Ochoa, la número uno de la clasificación mundial, embocó tres birdies a partir del octavo hoyo, y evitó los bogeys para encaramarse a lo más alto del marcador de líderes del primer grupo que terminó el recorrido.

Para cuando se despidió del hoyo 18, si acaso unas cuantas de las jugadoras aún en acción generaban algo de amenaza a su condición de líder.

«Ha sido un día que simplemente ha sido excelente, uno de esos días en que las cosas te salen fácil y realmente bien», comentó Ochoa sobre su desempeño. «Sólo hizo una pequeña brisa y lo aproveché para conseguir algunos birdies. Me había propuesto quedar uno o dos bajo par, así que me fue mucho mejor de lo que esperaba».

La japonesa Ai Miyazato firmó un 70 para situarse como escolta de Ochoa, mientras que la estadounidense Michelle Wie dio señales de recuperación en su juego al lograr el par de 73. Wie estuvo a dos golpes detrás de Ochoa, pero se rezagó con un par de bogeys en los últimos cinco hoyos.

«Fue como medio decepcionante y como medio bueno», dijo Wie, quien aún se recupera de una lesión en la muñeca izquierda y lleva un año sin bajar de la anotación de 70 en una ronda. «Ha sido la primera vez que juego de una manera bastante regular, pero fallé unos putts que eran bastante fáciles. Empiezo a ver la luz al final del túnel».

Con clima perfecto en St. Andrews, Ochoa logró tres birdies consecutivos y abrió una ventaja de tres golpes. En el 15, su golpe para acercarse al green quedó a menos de un metro del hoyo. Ese fue su quinto birdie y añadió otro a su tarjeta en el 17, el complicado Road Hole que fue alterado a un par de cinco para el torneo femenino.

Ochoa llegó al último hoyo con una ventaja de cuatro golpes sobre el resto y se perdió el birdie por muy poco al fallar un putt desde casi cinco metros

Share