<!--:es-->Libre ex gobernador secuestrado siete años<!--:-->

Libre ex gobernador secuestrado siete años

VILLAVICENCIO, Colombia (AP) — El ex gobernador Alan Jara se reencontró el martes con su familia tras permanecer siete años cautivo de las FARC, guerrilla que lo entregó horas antes a una misión humanitaria.

Jara arribó a Villavicencio, capital del departamento de Meta a unos 75 kilómetros al sur de Bogotá, en un helicóptero con la misión encabezada por la senadora Piedad Córdoba e integrantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El ex rehén fue evacuado desde un punto no revelado del departamento de Guaviare, en el sur del país, donde más temprano había sido entregado por rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ex gobernador, de 51 años, del sureño del departamento de Meta había sido secuestrado en julio de 2001.

Jara descendió del helicóptero a las 14.13 horas (1913 GMT) y se abrazó con su esposa Claudia Rugeles y su único hijo Alan Felipe, de 15 años. Los tres se juntaron en un solo abrazo y lloraron.

El ex gobernador, en pantalones jeans y camisa a rayas con un morral a la espalda y del que colgaba una olla, llevaba también un poncho en su cuello.

«Libre, libre y feliz… ya descansé siete años y medio con ellos (los rebeldes), ahora es (a) trabajar», dijo Jara en breves declaraciones a la multitud de reporteros agolpados en el aeropuerto.

Jara, un ingeniero civil, fue retenido en una zona rural de Meta cuando viajaba en un vehículo de las Naciones Unidas para visitar varias obras de interés social para su departamento que se encontraban en construcción.

Alan Felipe que estaba muy contento por la llegada de su padre, pero «lo veo un poco acabado» o delgado y envejecido.

Integrantes del llamado movimiento Colombianos por la Paz, que apoyó a Córdoba en las gestiones para la liberación, estaba en primera línea para recibir al ex gobernador entregándole ramilletes de margaritas blancas.

Ya las autoridades y Córdoba habían anticipado que tras su llegada, Jara se reuniría en privado por varios minutos con su esposa e hijo, antes de proceder a brindar una conferencia de prensa en otro local de la ciudad de Villavicencio.

De acuerdo a lo que han comunicado las FARC, los rebeldes aún retienen al menos a una veintena de soldados y militares.

Córdoba dijo brevemente a los periodistas que el ex gobernador estaba escoltado por unos 20 a 30 rebeldes y que la entrega fue en una zona del Guaviare, que no identificó.

Dijo que Jara le comentó que tenía un problema en un ojo y sufría de la tiroides, pero no entró en detalles.

«Tengo que agradecer a las FARC porque cumplieron» con las liberación, dijo la legisladora. «Esto le devuelve la tranquilidad al país y demuestra que la salida negociada al conflicto es la solución», añadió Córdoba.

Las FARC anunciaron en diciembre que liberarían a seis hombres, los cuatro primeros ya puestos en libertad el domingo, Jara en la jornada y se espera que el jueves la misión humanitaria de Córdoba busque a Sigifredo López, de 45 años, un ex diputado de la asamblea legislativa del departamento de Valle de Cauca, al suroeste colombiano, secuestrado en abril del 2002.

«Se ha cumplido el 80% de lo de prometido. Ahora vamos por Sigifredo López», dijo Córdoba.

Share