<!--:es-->Las 8 Claves de la Felicidad Infantil.<!--:-->

Las 8 Claves de la Felicidad Infantil.


Ser Amable: Los niños amables experimentan mayores niveles de satisfacción y energía, se vuelven más cariñosos y agradables y gozan de estabilidad en su ámbito social.

Dar las Gracias: Los niños que desarrollan su actitud de reconocimiento y gratitud hacia las cosas que poseen, entienden lo habitual como un regalo que, además, favorece la estabilidad mental y enriquece su crecimiento en el entorno familiar.

Positivo: Los niños educados en una interpretación positiva del mundo son más seguros y creen más en sí mismos.

No Etiquetar: Las etiquetas limitan y perjudican el desarrollo de la identidad del niño. Eres un niño malo o vaya niña más llorona son descripciones que se utilizan cuando los pequeños reiteran sus actitudes y que predisponen al niño a moldear su actitud para encajar en este perfil. La mejor manera de desarrollar la felicidad en la infancia es tratarles como si fuesen lo que debería ser para convertirles en lo que potencialmente pueden ser. Podemos establecer como alternativa: Eres un niño bueno pero te estás portando mal.

No Dramatizar: Cuanto antes comencemos a educar a los niños para que le den a las cosas su justo valor, mejor diferenciarán y aprenderán a distinguir los rasgos realmente importantes de la vida. En ocasiones, se ve como hay padre que dramatiza porque su hijo ha suspendido un examen y no le damos importancia a conductas que sí se deben extinguir, como pegar a sus hermanos o a otros niños, insultar o faltar al respeto.

Logro Personal: Los niños son un 49% más feliz si consiguen sus objetivos por méritos propios. Cada vez los hijos tienen más cantidad de cosas y no por ello podemos afirmar que son más felices, si no todo lo contrario, podemos afirmar que cuando faltan ciertas cosas que ellos han llegado a considerar imprescindibles, sus reacciones de rabia son intensas.

Autonomía: Los niños desarrollan su independencia del entorno paterno conforme van creciendo, confianza en sí mismos. Dejar que juegue solo o que realice algunas tareas del hogar sencillas es también una manera de educaren la igualdad. Se trata de favorecer una correcta autonomía en el niño que le haga más feliz y más seguro.

Inteligencia Emocional: Es muy importante educar al niño para que desarrolle las habilidades de aprender a controlar y regular sus emociones para resolver los problemas de manera pacífica.

Share