<!--:es-->La sexualidad en parejas con tratamiento por infertilidad<!--:-->

La sexualidad en parejas con tratamiento por infertilidad

Las causas pueden ser masculinas, femeninas
o combinadas. Y además orgánicas, psicológicas
o mixtas.
En la medicina se ha avanzado mucho en diferentes
especialidades, y el campo de la reproducción
no es una excepción a la regla. Desde
las técnicas más simples hasta las más invasivas
hay diferentes alternativas que le dan a las
parejas cada vez más probabilidades de alcanzar
su objetivo: ser padres.

Pero no siempre los resultados se ven desde el primer momento.
Numerosas parejas pasan por distintas consultas con especialistas,
varios estudios y diferentes procedimientos, con costos
elevados y que recién ahora en algunos pocos países están
comenzando a costear los sistemas de salud.

Y claro, también estos tratamientos tienen costos
adicionales: la angustia, los conflictos de pareja, y
la pérdida de la espontaneidad cuando la sexualidad
se está centralizando –a veces obsesivamenteen
lo reproductivo. Por ejemplo, es frecuente que
la actividad sexual se centre en la fase de mayor
probabilidad de embarazo del ciclo reproductor de
la mujer. Además, que como complemento busquen
la frecuencia sexual, la postura y algunas otras indicaciones
que supuestamente aumentan las posibilidades.
Como si fuera poco, el médico o médica
que lleva adelante el tratamiento puede por ejemplo
inducir la ovulación y obligar (literalmente)
a la pareja a tener relaciones sexuales de inmediato,
y así aprovechar ese acontecimiento.
El deseo y el erotismo, descartados.

La satisfacción sexual no es una condición
necesaria para la reproducción, eso está claro,
pero sí aumenta las probabilidades. Y sabemos
que la angustia, el malestar y la preocupación
creciente por el embarazo son factores que alejan las
posibilidades de un embarazo.

Los esquemas de tratamiento de la infertilidad deberían incluir
no solamente psicoterapia y terapia de parejas, sino también
una evaluación sexológica exhaustiva y diferentes indicaciones
para no caer en la rutina y mantener el erotismo encendido.

Share