<!--:es-->«LA HERENCIA»
…<!--:-->

«LA HERENCIA» …

Cuando hablamos de herencia, recreamos una imagen donde, una familia, de allegados y agregados, esperan en el recibidor de una gran hacienda o una casa antigua, con derroche de lujo, y un grupo impaciente esperando los últimos momentos donde un abogado o notario les concedió una cita a todos los miembros de esta notable familia para dictar la última voluntad del difunto, que por cierto aún antes de morir ya se estaban haciendo los preparativos para este gran «acontecimiento», donde aún la ama de llaves, y el fiel mayordomo no fueron excluidos de este gran momento, y en todos ellos brillaba la mirada de avaricia, y la expectativa de quien sería el heredero universal de tanta riqueza adquirida por los años de duro trabajo??… Esta historia no tiene nada de particular cuando de herencia se trata, porque todos los padres del mundo se están esforzando cada día por asegurar el porvenir de sus hijos, lo cual es una gran y amorosa responsabilidad y una enorme obligación ya que todo lo que nosotros logramos es por el bienestar de nuestros hijos, y hemos aprendido que las herencias incluso forman parte de nuestra cultura, y costumbres, pero a veces los padres exageran en cuanto a dejar cuantiosas fortunas, y se daña el verdadero propósito de la integración familiar, por el principio que dice así «ningún éxito en la vida, compensa el fracaso familiar», ya que los padres están tan absortos en obtener riquezas materiales que descuidan las verdaderas necesidades de sus hijos y se dedican acumular posesiones, dejándolos al olvido y ellos ni siquiera les agradecen porque se sienten abandonados a su suerte dejando pasar los mejores años de sus vidas sin sus padres y sólo les acompañan el Internet, los vídeo juegos, o las drogas, además a los padres se les olvida enseñarles el valor del trabajo y el dinero y cuando ellos lo reciben como herencia ni le dan valor y lo pueden despilfarrar en cualquier momento y quedarse sin nada, utilizándolo de una manera insensata todo el esfuerzo que a sus padres les tomo anos de sacrificio y lucha.

LA HERENCIA Y LA CODICIA VAN DE LA MANO

En las culturas en donde se concede una gran importancia a las herencias los hijos exigen a sus padres su herencia aun antes de que ellos mueran, y debido a la perdida de valores, de cariño natural a sus padres y amor, ellos ya los ven como estorbo porque están resentidos con ellos porque nunca estuvieron en sus mejores años.

LA SABIDURÍA O EL DINERO??

Es verdad que una herencia puede ser de gran valor, pero el conocimiento, el preparar a sus hijos con la verdadera herencia de los estudios, es de más valor, ya que la ventaja del conocimiento es que aun sin dinero, o cuando ocurra una catástrofe, o una tragedia puedes volver a empezar desde abajo porque les has heredado a tus hijos un espíritu inquebrantable y no tienen dependencia, además el conocimiento los equipa con creatividad, les ensena a luchar y a valorar el verdadero esfuerzo. En cambio el dinero por si solo aunque protege y da cierta seguridad con el se pueden adquirir cosas materiales pero no se compara con la sabiduría, ya que el conocimiento nos ayuda a resolver problemas, a establecer metas, y cumplirlas y cuando se resuelven los grandes problemas se adquiere el discernimiento para no correr riesgos innecesarios.

HERENCIA VERDADERA

Los padres que aman a sus hijos no les van a dar a manos llenas el dinero, o los van a comprar, o les van a dejar una herencia que no la valoren y la despilfarren, les van a heredar talento, buenos valores, altas normas, amor, estabilidad emocional, confianza plena en si mismos, seguridad, cualidades internas que se alojan en el alma, amor al prójimo, y usar sus talentos y dones en beneficio de los demás así como las riquezas materiales, estos valores son los que harán de ellos junto con conocimientos y sabiduría unos verdaderos herederos del Universo, porque apreciaran en gran manera lo que realmente vale, las relaciones humanas afectivas, así que herede en vida a su hijo amor, tiempo, afectividad, comunicación, respeto, y lo mejor de usted de usted mismo (a)……

Share