<!--:es-->La columna de Inmigración de Jessica Domínguez<!--:-->

La columna de Inmigración de Jessica Domínguez

Abogada:

Hace mas o menos 2 años mi vecino nos dijo que en una oficina estaban ayudando a las personas indocumentadas a conseguir permisos de trabajo. Mi esposa y yo fuimos a esa oficina y nos dijeron que porque vivimos aquí mas de 10 años y tenemos hijos nacidos en este país entonces podíamos aplicar por la ley del “el tiempo”.

Luego recibimos una cita para una entrevista en Anaheim. Nos enteramos de que nos habían sometido una aplicación de asilo. Nosotros somos de México y no queríamos aplicar para asilo.

Después de eso recibimos una carta para presentarnos en corte y fuimos muchas veces.

Hace 2 semanas el juez nos dio una orden de deportación. Nosotros no lo podemos creer. Desde que llegamos a esta país hemos trabajado no tenemos ni siquiera una infracción.

Abogada, ¿Qué paso? ¿Qué podemos hacer ahora?

Estimado padre de familia:

AL conversar con usted pude sentir la desesperación en su voz. La historia que usted cuenta es una de las que escucho diariamente en nuestra comunidad.

Lamentablemente, muchas personas en nuestra comunidad son victimas de esta clase de fraude. Usualmente, personas como usted acuden a una oficina la cual fue referida por una familiar o amigo al que le consiguieron un permiso de trabajo. Sin embargo, lo que no saben la mayoría de personas es de que un permiso de trabajo no significa necesariamente de que están en camino a recibir una residencia si no que como a usted le sucedió pueden ser defraudados y es posible que terminen enfrentando una audiencia de deportación en el tribunal de inmigración y al final obtienen una orden de expulsión (de deportación) del país.

Diariamente, tengo que explicar a muchas personas de que la “ley del tiempo” para aplicar para una residencia legal NO EXISTE. La Cancelación de Expulsión (Cancellation of Removal) es una forma muy limitada de alivio que se puede solicitar como defensa una vez que una persona ya esta en un tribunal de inmigración enfrentando una deportación.

Quiere esto decir, de que nadie puede aplicar por esta defensa a menos que ya se encuentren en un proceso de expulsión. (mas comúnmente conocido como un proceso de deportación).

MUY IMPORTANTE: Existen requisitos para poder calificar para aplicar para esta defensa. Uno de estos requisitos es de que la persona que esta encarando la deportación debe de haber vivido continuamente en los Estado Unidos por 10 años y haber tenido buen conducta moral. Es por eso el nombre común que se usa “la ley de los 10 años. Sin embargo mas importantemente es tener un cónyuge, hijo(a) menor de 21 años, o padre o madre que sean ciudadanos estadounidense, o residentes permanentes legales, y más importante aun es el tener que demostrar que al ser deportado de este país sus familiares arriba mencionados sufrirían de una manera inusual, excepcional y extrema. Es basado en este requisito que la mayoría de los casos son negados porque de la manera que la ley ha sido interpretado por los tribunales este ultimo requisito es muy difícil de alcanzar.

Como usted puede ver el hecho de que una persona tenga 10 años de vivir en el país no es suficiente. Es muy importante de que usted se reúna con una abogada/o para discutir la posibilidad de una apelación, solamente tiene 30 días después de la decisión del juez para presentar su apelación.

Por eso es que aconsejo a toda nuestra comunidad que no se dejen engañar. Aquellos que lamentablemente ya se encuentran defendiendo una deportación, asegúrese de que su abogada/o se haya reunido con usted, en sus oficinas y no en los pasillos de los tribunales, para preparar su caso de defensa lo mejor posible. Si usted nunca ha preparado su caso para corte con un abogado entonces es tiempo de que busque ayuda de una abogada experta en leyes migratorias.

Escriban sus preguntas a Preguntas@JessicaDominguez.us o a la dirección: 15165 Ventura Blvd.. Suite 320, Sherman Oaks, CA 91342. Solamente una pregunta será seleccionada semanalmente. Su pregunta debe incluir su nombre, dirección, y numero telefónico. Su información se mantendrá confidencial y su nombre no será publicado

Share