<!--:es-->La celebración del 4 de Julio<!--:-->

La celebración del 4 de Julio

Un repaso por la historia

Muy pocos estadounidenses recuerdan el contexto histórico que hace más de dos siglos produjo el nacimiento de lo que se conoce hoy como Estados Unidos de América.

Una fiesta por todo lo alto

La nación que actualmente cuenta con 50 estados y cerca de 290 millones de habitantes, es el resultado del descontento de los habitantes de las 13 colonias originales que estaban obligados a pagar impuestos a la corona británica sin tener derecho a representación en el parlamento.

A principios de los años 1770, Gran Bretaña envió tropas para detener cualquier intento de rebelión, pues el descontento de los colonos crecía cada vez más. Pero varios intentos de resolver la crisis en una guerra fueron infructuosos.

El 11 de junio de 1776, el Segundo Congreso Continental (que agrupaba a las 13 colonias), se reunió en Filadelfia y formó un comité para preparar un documento que formalmente romería los lazos con Gran Bretaña.

Este «documento», que ahora se conoce como la Declaración de la Independencia de Estados Unidos, fue escrito por Thomas Jefferson, quien era considerado como el escritor más elocuente de la época.

Curiosamente, el borrador del texto que Jefferson preparó recibió un total de 86 cambios y revisiones de parte de los Padres Fundadores de la Patria.

La versión final de la Declaración de la Independencia fue adoptada oficialmente por el Congreso Continental el 4 de julio de 1776. Al día siguiente, copias del documento fueron distribuidas y del 6 de julio, el Pennsylvania Evening Post se convirtió en el periódico en publicar el manuscrito.

A partir de ese momento, la Declaración de la Independencia se convirtió en el principal símbolo de libertad de Estados Unidos.

Los fuegos artificiales

El uso de fuego para conmemorar la Independencia estadounidense es una tradición que data desde la misma semana que se dio a conocer el documento públicamente.

En Filadelfia, ciudad que fungió como capital de la nación al momento de la independencia, se llevaron a cabo lecturas públicas de la Declaración de la Independencia. Durante esas ceremonias se encendían fogatas y bandas de música amenizaban el ambiente.

Para conmemorar el primer aniversario de libertad (el 4 de julio de 1777), los residentes de Filadelfia celebraron con un concierto y un despliegue de fuegos artificiales en el cielo.

La tradición de celebrar el 4 de julio eventualmente se propagó de ciudad en ciudad, marcando el feriado con desfiles, discursos, despliegues militares y de fuegos artificiales.

Sin embargo, no fue hasta 1941 cuando el Congreso declaró el 4 de Julio como un día de fiestas federal.

Share