<!--:es-->Informan a inmigrantes sobre derechos laborales<!--:-->

Informan a inmigrantes sobre derechos laborales

WASHINGTON – Estados Unidos convocó el jueves a embajadores caribeños y centroamericanos para explorar la posibilidad de ampliar un programa ya suscrito con México que informa a los inmigrantes mexicanos sobre los derechos que gozan según la legislación laboral estadounidense.

«Esta reunión es la primera (sobre) cómo tener programas de ayuda para los trabajadores inmigrantes que tenemos aquí en Estados Unidos, que sepan sus derechos», dijo a periodistas la secretaria del Trabajo, Hilda Solís, tras reunirse con representantes de Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Jamaica, Haití y México.

«Ya tenemos un programa con México y queremos hablar con otros países para explicar cómo podemos enfrentar estos problemas que existen, que (a los trabajadores) no le pagan salario mínimo, no saben sus derechos», agregó.

Grupo vulnerable

Solís explicó que los inmigrantes constituyen un grupo especialmente vulnerable por su desconocimiento de las leyes, en buena parte debido a la barrera del idioma. «Yo soy hija de inmigrantes, y mi misión es garantizar que quienes vengan a este país también tengan las oportunidades y protecciones que Estados Unidos otorga a sus trabajadores».

La funcionaria calificó como un «éxito» el programa suscrito con México, ya que permite recibir quejas directamente de inmigrantes mexicanos sobre infracciones laborales que de otra manera el Departamento de Trabajo desconocería.

Solís y el embajador mexicano, Arturo Sarukhan, suscribieron en mayo una declaración conjunta para mejorar el cumplimiento de normas y leyes que protegen a los trabajadores mexicanos en Estados Unidos.

Amplia información

Sarukhan explicó que gracias al acuerdo, los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos muestran en pantallas gigantes información sobre los derechos laborales garantizados por las leyes estadounidenses.

El ministro dominicano del Trabajo, Max Puig, se mostró entusiasmado con la iniciativa porque «busca no solo empleos, sino empleos de calidad» para la recuperación económica que viven muchos países tras la crisis global del 2008.

Share