<!--:es-->Hexacampeones de oro!<!--:-->

Hexacampeones de oro!

PASADENA, CALIFORNIA (26/JUN/2011).-Con alma, coraje, buen futbol y una espectacular voltereta, México refrendó el título de la Copa Oro 2011, tras derrotar en la final 4-2 a Estados Unidos, en espectacular partido disputado en el Rose Bowl, que registró un lleno.

Con esta victoria, el Tricolor ganó el pase a la Copa Confederaciones como representante de Concacaf, luego que la edición pasara estuviera ausente pues perdió el boleto precisamente con Estados Unidos, para esta ocasión la Selección mexicana podrá asistir al torneo que se desarrollara en Brasil en 2013.

México ofreció una de sus más grandes actuaciones ante el rival con el que está prohibido perder, después de dos graves desatenciones, el equipo mostró ese carácter y “sangre azteca” que siempre se debe dejar en el campo, y que ahora se combinó con grandes actuaciones de Pablo Barrera y Giovani dos Santos.

Tal vez éste ha sido el equipo norteamericano más débil que ha tenido que enfrentar el Tricolor en los últimos años, y que parecía más a modo que nunca, sólo que una vez más, los vecinos del norte, sin muchos argumentos futbolísticos, le sacaron el máximo provecho a las desatenciones y debilidades de los visitantes.

Desde el primer minuto, los pupilos de José Manuel de la Torre dejaron claro qué equipo iba a proponer y buscar la victoria, de hecho pudieron terminar con el cero muy pronto, sólo que Javier Hernández y Giovani dos Santos no salieron finos en los primeros minutos.

El conjunto de las barras y las estrellas fue completamente diferente, ya que no había pisado el área rival, y en el primer balón a la misma se adelantaron en la pizarra.

El primer gol de los locales cayó en un tiro de esquina por derecha a primer poste, donde Michael Bradley se adelantó para conectar un cabezazo que aunque Talavera alcanzó a manotear, no pudo evitar la caída de su marco.

Éste fue un golpe que resintieron los pupilos del “Chepo”, que se vieron desconcertados y vieron cómo su meta era perforada para el 2-0 en una gran jugada en la que Clint Dempsey filtró el balón por el corazón de la defensa central para Landon Donovan, quien, ante la salida de Alfredo Talavera, definió muy bien, al 23’.

El panorama era negro, no sólo por el marcador, sino porque De la Torre se vio obligado a “quemar” un cambio para sustituir a Carlos Salcido, quien nunca se pudo recuperar del todo de la lesión que arrastraba, para darle minutos a Jorge Torres Nilo.

Otro cambio se “perdió” cuando Rafael Márquez, poco después, tuvo que ceder su lugar, por lesión, para el ingreso de Héctor Reynoso.

El Tri había sido más futbolísticamente y finalmente fue capaz de reflejarlo en el marcador al acortar distancias en un excelente balón que Javier Hernández filtró por derecha a la llegada de Pablo Barrera, quien con la diestra prendió un disparo pegado al poste izquierdo, al minuto 28, para marcar el 2-1.

Dicha anotación fue una inyección positiva en todos los sentidos y sólo ocho minutos después llegó el 2-2 por medio de Andrés Guardado, al rematar un balón suelto en el área y el balón se coló dramáticamente ante la mirada de “Chicharito” que no podía tocar el esférico pues estaba en fuera de lugar; y así se fueron al descanso.

Segundo tiempo

México inició la segunda parte de la misma forma en que terminó la primera y de manera por demás merecida le dio la vuelta al marcador por medio de Barrera, quien por derecha prendió un derechazo raso, con efecto, que batió a Howard para poner el 3-2, al minuto 49.

Con la desventaja, el cuadro de Bob Bradley tuvo que hacer algo a lo que no está acostumbrado y para lo que no está hecho, que es arriesgar, con lo cual el Tri tuvo más espacios que explotar, no sin antes llevarse un gran susto con un disparo de Dempsey, que reventó el travesaño, al minuto 59.

Luego de mantener a raya a su rival y evitar el empate, México se alistó para dar el golpe final y asegurar la victoria, y lo hizo en los pies de Giovani dos Santos, quien enseñó de lo que es capaz cuando se concentra en hacer lo que sabe.

Un excelente balón filtrado dejó a Gío dentro del área chica, donde se quitó a Howard, se abrió el espacio y con un tiro “bombeadito” la puso en el ángulo superior derecho para poner el 4-2 definitivo.

De esta forma, México amarró un título más de Copa Oro, pero no sólo eso, sino que parece que retoma con todo el derecho el mote de “Gigante de la Concacaf”.

El arbitraje estuvo a cargo del salvadoreño Joel Aguilar, quien tuvo una actuación aceptable. Amonestó a Javier Hernández (31’) y a Jorge Torres Nilo (81’) por el Tricolor. Landon Donovan (32’), Clint Dempsey (87’) y Jermaine Jones (90’) vieron cartón preventivo por los norteamericanos.

Alineaciones:

Estados Unidos.- Tim Howard, Eric Lichaj, Carlos Bocanegra, Clarence Goodson, Steve Cherundolo (Jonathan Bornstein, 11’), Michael Bradley, Jermaine Jones, Clint Dempsey, Alejandro Bedoya (Juan Agudelo, 63’), Landon Donovan y Freddy Adu (Sacha (Kljestan, 86’). D.T. Bob Bradley.

México.- Alfredo Talavera, Efraín Juárez, Rafael Márquez (Héctor Reynoso, 43’), Héctor Moreno, Carlos Salcido (Jorge Torres Nilo, 28’), Gerardo Torrado, Israel Castro, Andrés Guardado, Pablo Barrera (Jesús Zavala, 75’), Giovani dos Santos y Javier Hernández. D.T. José Manuel de la Torre.

Share