<!--:es-->Harry Potter, fenómeno que trasciende<!--:-->

Harry Potter, fenómeno que trasciende

Más que siete libros y ocho películas, Harry Potter se convirtió en todo un fenómeno que trascendió las barreras culturales, del idioma y la edad. Mañana será recibido en las salas cinematográficas de todo el mundo para cerrar un ciclo de 10 años llenos de magia. Pero, ¿realmente aquí termina Harry Potter? ¿Qué pasará con el fanatismo cuando aparezcan los créditos y las luces se enciendan?

De acuerdo con el el académico Guillermo Vaidovits, experto en cine del departamento de Imagen y Sonido de la Universidad de Guadalajara, Potter y sus amigos tienen “todo para seguir la línea de Star Wars, que a más de tres décadas de su aparición sigue generando más que varios millones de dólares: emoción, nuevos fanáticos y hasta ha logrado convertirse en una ideología de vida.

“Harry Potter formó una cofradía de aficionados que sin duda pasará la estafeta; evidentemente los seguidores actuales van a crecer, pero no sin antes transmitir ese gusto que los ha marcado; así como »La Guerra de las Galaxias» se perpetuó más allá de los planes originales de la película, creo que Harry Potter tiene las mismas posibilidades”, detalla.

La empatía que chicos y grandes han demostrado con el mago más famoso de la última década es lo que lo hará seguir vivo al transcurrir del tiempo. Y sólo un fenómeno que supere lo que el mundo mágico de J. K. Rowling logró, asegura Vaidovits, podrá apagar la luz de Harry Potter.

Pero, si se habla de una serie cinematográfica contemporánea, es inevitable pensar en El Señor de los Anillos, trilogía que surge también de otras páginas, que han hojeado millones de seguidores de todos los continentes. En este panorama, este experto en cine considera que el mundo creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien ha visto disminuir el entusiasmo que en su momento generaron las adaptaciones cinematográficas.

“No sé si »El Hobbit» [que está en filmación] podrá revivir esa emoción, pero ambas sagas comenzaron —en términos cinematográficos— sobre el siglo XXI y la moda, el auge, de »El Señor de los Anillos», disminuyó con su final. Parece haber un panorama distinto en el futuro de Harry Potter”.

Más allá del fanatismo
En más de una ocasión las películas de Harry Potter han sido nominadas en alguna categoría del premio Oscar, pero jamás en las que cualquier fan anhela: mejor película, mejor actor o mejor actriz. Y es que a lo largo de los siete filmes han sido recurrentes las críticas que aseguran: esta saga carece de lo necesario para un reconocimiento de tal magnitud.

Vaidovits, afín a las nominaciones otorgadas por efectos especiales y de sonido, considera que las aportaciones más importantes de la película se distinguen en este ámbito, no así en el desarrollo de los directores, que tuvieron “pocas oportunidades de contribuir, al estar sometidos a lo que marca la historia por sí sola”.

El fenómeno no fue una tendencia local: se trata de un verdadero ejemplo de las cualidades del cine globalizado, sentencia el crítico que, para este gran cierre, augura momentos de incesante suspenso, altas dosis de emoción y dos horas de tensión continua: “Una serie como ésta nos demuestra el alcance de la cinematografía y cómo tantas ciudades de todo el mundo pueden entrar en sintonía gracias a lo que se vive en la pantalla grande”.

La conclusión fílmica está lista, pero el final del fenómeno está en las manos de aquellos que por años han sido fieles a las aventuras de Harry, Ron y Hermione y que hoy, por fin, podrán conocer lo que el destino ha marcado para “la vida” de estos queridos personajes.

Share