<!--:es-->Grupo de negocios pide medidas en frontera EU-México<!--:-->

Grupo de negocios pide medidas en frontera EU-México

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS (08/JUN/2011).- Un grupo estadounidense de negocios pidió el miércoles a Estados Unidos y México que enfrenten problemas que frenan el comercio entre ambos países, desde la violencia del narcotráfico al deterioro de las carreteras y puentes.

«Estos obstáculos cuestan a las economías de Estados Unidos y México más de siete mil millones de dólares anuales en producción económica bruta y unos 62 mil empleos», dijo Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, a periodistas.

El grupo, que trabaja junto a la Cámara de Comercio Estadounidense de México, pidió en un informe un aumento del financiamiento en el marco de la Iniciativa Mérida para ayudar a México a combatir las bandas criminales violentas.

«Ningún factor es más importante para las inversiones futuras, el crecimiento económico y la creación de empleos que la seguridad, la ley y el orden», dijo Donohue.

El comercio entre Estados Unidos y México ha crecido a unos 400 mil millones de dólares anuales bajo el Tratado de Libre Comercio vigente desde 1994.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos espera que el volumen de carga extranjera que ingrese al país se cuadruplique en los próximos 30 años, lo que exigirá ampliar puertos, puentes y demás infraestructura para poder absorberlo.

«Serán necesarios más recursos del Gobierno federal, pero también hay un fondo de unos 190 mil millones de dólares en capital privado que puede ser utilizado una vez que logremos que el Gobierno haga algún aporte inicial», dijo Donohue.

El informe recomendó medidas para reducir la congestión a lo largo de la frontera de tres mil 200 kilómetros entre ambos países, incluyendo un mejor uso de la tecnología para monitorear el tráfico y un «programa de transporte confiable» que reduciría los retrasos en la frontera para ciertas compañías calificadas.

El plan de construir una frontera moderna y eficiente también debería contemplar una reforma inmigratoria para permitir que los «trabajadores invitados» mexicanos tengan empleos en Estados Unidos y reducir los incentivos para los ingresos ilegales, dijo el reporte.

Share