Estudiantes piden ciudadanía con su sangre

Mientras el Congreso se aproxima a una posible votación del proyecto de ley DREAM Act, los inmigrantes ilegales que estudian en la universidad dieron el viernes literalmente su sangre por la causa.

Los defensores de los inmigrantes han organizado protestas, manifestaciones y actos de desobediencia, otros incluso han iniciado huelgas de hambre en los últimos días como una forma de presión de último minuto sobre el Congreso para que apruebe una ley que les daría a los inmigrantes ilegales un camino hacia la ciudadanía a cambio de ir a la universidad o rendir servicio en el ejército.

El viernes, un grupo de inmigrantes ilegales que son estudiantes universitarios, o «DREAMers», como se llamaban a sí mismos, donaron sangre en la Universidad de Harvard y en otras instituciones de educación superior. Los estudiantes dijeron que querían mostrar al resto del país que están dispuestos a realizar un servicio de la comunidad y que son buenos ciudadanos, aun cuando no cuentan con la ciudadanía estadounidense.

«Al igual que cualquier otro indocumentado… No tengo miedo de donar sangre. Tengo miedo de la votación en el Congreso», dijo Megha Sharma, de 22 años, cuya familia llegó a Massachusetts desde la India hace siete años y que donó sangre por primera vez el viernes.

La iniciativa DREAM Act se encuentra dentro de un grupo de propuestas de ley que esperan la acción de los legisladores en los últimos días de la legislatura vigente.

La estudiante de 20 años de edad Myrna Orozco, de Kansas City, Missouri, quien encabeza el esfuerzo nacional, dijo que sus simpatizantes han donando sangre en el nombre de la causa desde hace aproximadamente dos semanas. Hasta el momento, los «DREAMers» han donado su sangre en estados como California, Kansas, Kentucky, Misurí, Texas y Virginia, y otros más se les unirán en los próximos días.

Share