Estadio Azteca cumple medio siglo de gloria

Estadio Azteca cumple medio siglo de gloria

El último destello de Pelé, la inolvidable actuación de Maradona ante Inglaterra y elpartido del siglo en el que Franz Beckenbauer jugó con un hombro inmovilizado ante Italia, son algunos de los momentos mágicos que se vivieron en el estadio Azteca, una cancha que llega a su 50 aniversario envuelta aún en la magia.

Desde su inauguración el 29 de mayo de 1966, el Azteca se yergue majestuoso, de manera imperturbable y siempre renovado en lo que una vez fue el tranquilo pueblo de Santa Úrsula.

En él han dejado incontables recuerdos los Mundiales de 1970 y 1986 y que posicionaron a México como un serio anfitrión deportivo en todos los niveles.

Pero también albergó Juegos Panamericanos, conciertos de música, peleas de boxeo y partidos de la NFL, además de que es la sede del América y de la Selección Mexicana.

 

Construido por Pedro Ramírez Vázquez y Rafael Mijares, El Coloso de Santa Úrsula ha sido sede de importantes competencias internacionales: Dos finales del Mundial, una final olímpica (1968), finales de la Copa Confederaciones, de Copa Oro, de los Mundiales Sub-20 y Sub-17, entre otros.

Como arena de boxeo, el 20 de febrero de 1993 el campeón mundial de peso superligero Julio César Chávez venció al estadounidense Greg Haugen ante una cifra récord de 132 mil 274 personas.

 

 

Share