<!--:es-->Escándalo por educación sexual<!--:-->

Escándalo por educación sexual

Las autoridades educativas en México introdujeron un libro de texto obligatorio para alumnos de secundaria con contenidos que imparten educación sexual, lo que ha provocado escándalo en los sectores más conservadores de ese país.

Dicen que los textos, distribuidos en el nuevo año escolar que acaba de comenzar, son muy explícitos, que incitan a los jóvenes a iniciar su vida sexual desde temprana edad y que se dan verdades a medias.

Con estos argumentos, los grupos conservadores en este país se oponen a la repartición de los textos que la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha incluido en los libros de biología para el primer grado de secundaria.

El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, Guillermo Bustamante, considera en entrevista que la facultad de proporcionar esa información es exclusiva de los padres y no de las autoridades.

«Atropellan el derecho humano y natural de los padres a decidir la educación de sus hijos. Es preferible un padre analfabeto, pero que ame a su hijo, que un letrado que interviene en la elaboración de los libros con ideas perversas», asegura Bustamante.

«Respeto a la dignidad»

Bustamante asegura que no se opone a una educación sexual, siempre y cuando sean tomados en cuenta y eso, asegura, no ocurrió.

«Nunca nos preguntaron qué pensábamos de esos contenidos, esa supuesta educación sexual no respeta la dignidad de las personas».

Entre los temas que más incomodan a estos grupos están la reproducción, las infecciones de transmisión sexual, los métodos anticonceptivos, la píldora de emergencia, la masturbación y la homosexualidad. Según Bustamante, debe dejarse en claro que «lo normal» es la relación heterosexual.

«No lo es la relación hombre-hombre, ni mujer-mujer, entonces que se hable con la verdad, eso es lo único que pedimos», dice Bustamante.

Por su parte, la iglesia católica ha exhortado a sus fieles a no permitir que ese material llegue a sus hijos.

Share