<!--:es-->¿Es mejor prevenir que curar?<!--:-->

¿Es mejor prevenir que curar?

La actual crisis económica que se desencadenó en el mes de septiembre de este año y que tiene como raíz la imposibilidad de importantes bancos e instituciones financieras para cubrir sus perdidas en el mercado de prestamos hipotecarios, ha afectado directamente la construcción y venta de viviendas, y a si mismo las posibilidades de nuevos compradores de obtener prestamos hipotecarios. Como resultado de la actual situación económica se han perdido miles de trabajos en la industria bancaria y de la construcción, lo que al mismo tiempo esta afectando a otras industrias subsidiarias. La situación anterior se refleja en una acentuada alza del costo de la vida, lo que su vez hace que los salarios actuales sean insuficientes para cubrir los gastos de un individuo, o de una familia.

En situaciones económicas como la actual la tendencia es hacer menos gastos y realizar un esfuerzo por trabajar horas extras, descuidando un aspecto importante del bienestar personal y familiar: la salud física y mental.

Las crisis económicas por lo general, son responsables por un importante aumento de la violencia domestica, separaciones familiares y divorcios; por otra parte las crisis económicas traen como consecuencia problemas emocionales en algunas personas, debido principalmente a la perdida de los niveles de vida acostumbrados, lo que lo lleva a un bajo rendimiento en el trabajo y en los estudios. A parte de lo anterior, durante severas crisis económicas se puede observar un incremento en el numero de suicidios, y en el uso de drogas y alcohol.

Las autoridades de salud publica recomiendan que durante crisis como la actual las personas se mantengan en buena salud, lo que requiere descansos apropiados, horas de recreación, una buena alimentación y visitas al doctor si existen síntomas que lo requieran. Por otra parte, se indica que durante este tipo de crisis es cuando más se necesita hacer uso de medidas preventivas para mantenerse en buen estado de salud, y se señala como ejemplo que es importante vacunarse contra la influenza, evitar accidentes y riesgos innecesarios, y por ultimo se sugiere consultar con un psicólogo o un psiquiatra si la persona se siente agobiada. En lo que se refiere a la familia es importante que se tomen medidas inmediatas si se observan cambios drásticos en la salud física o mental de sus miembros.

Share