<!--:es-->Emociona al público primer día del Vive<!--:-->

Emociona al público primer día del Vive

Para un gran banquete un entremés de igual calidad. El Vive Latino 2011 vivió su primer día de actividades con emociones varias y un sinnúmero de actividades que sirven como preámbulo para lo que será este sábado.

Primero con los Estrambóticos, Los de Abajo y Fobia, quienes fueron sólo algunos de los grupos que dedicaron una rola o parte de sus actuaciones a Rita Guerrero, quien falleció hace un mes a causa de cáncer.

Fobia fue el más emotivo al dedicar «Me siento vivo» a la extinta vocalista de Santa Sabina cuando Leonardo de Lozanne dijo: «Este año perdimos a una compañera muy sentida para nosotros, una diva del rock en español que queremos mucho».

Veneno vil, El Diablo, Revolución, EL microbito y La búsqueda, de su próximo disco, fueron algunas de las rolas que ofreció la banda en el escenario principal.

Los Estrambóticos también recordaron a la cantante, al igual que Los de Abajo, quienes reconocieron a la rockera.

Pero el momento de efusividad en el Foro Sol no sólo llegó a la escena nacional, sino también a nivel internacional, cuando Tokio Ska Orchestra caldeó los ánimos de los poco más de 42 mil asistentes que se reuieron en el primer día de actividades y pidió una oración por Japón.

La banda nipona mostró versatilidad y buenas hechuras musicales en sus dedicatorias, que fueron ovacionadas por los jóvenes que para ese entonces dudaban de su sobriedad y brindaron aplausos y gritos.

En el escenario principal Charly García confirmó que sigue siendo el que prende y que apaga la luz, y ataviado con un traje de charro empezó su recital interpretando lo mejor de su repertorio.

Los gritos de la multitud estaban al 100 cuando Nortec Collective Presents arribó al escenario, pero el espectáculo estaba en el espacio Indio donde Raxas hizo bueno el pronóstico y dejó todo listo para que Sepultura entrara en acción.

La banda brasileña llegó a las 22:15 horas para entregar una hora de sus éxitos, entre ellos un homenaje a Black Sabath en «Symptom of the Universe».

«Es un gusto estar en México, la ciudad más metalera», dedicó el guitarrista Andreas Kisser, quien quitó la responsabilidad al vocalista Derrick Green en lugar de Max Calavera, quien el año pasado abandonó la agrupación.

El músico salió al quite después de que la voz de la banda intentara saludar al respetable que hasta ese momento que sólo pedía una cosa: «en español!!!».

«Arise», «Refuse/Resist» y «Dead Embryonic Cells» estremecieron cada centímetro del estadio Jesús Martínez «Palillo», que cedió su pista de tartán y césped para que empezaran su actuación.

El fragor del alcohol y el cansancio ya hacían meya en los casi 20 mil asistentes que estaban en el escenario Indio, quienes a pesar de ello se entregaron al infaltable slam y las matas agitadas.

Paulo Jr. en el bajo y Jean Dolabella completaron la alineación del exponente sudamericano, quien se erige como el máximo exponente del metal latinoamericano.

Un homenaje a Black Sabath en «Sympton of the Universe» y «Seeds», un tema dde su próximo álbum que saldrá en un par de meses, siguieron al banquete metalero.

«Es un placer tocar aquí. Gracias por estar aquí con nosotros en esta noche», agradeció en inglés la nueva voz, quien derrochó su gutural voz gustando a quienes habían aguantado hasta pasadas las 23:00 horas, cuando finalizaron su participación en el festival.

SIGUE APAGANDO Y PRENDIENDO LA LUZ

El que sorprendió a propios y extraños fue Charly García, sin decir agua va salió al escenario Vive Latino para empezar su actuación, algunos minutos antes de lo previsto, lo que movilizó a fotógrafos, reporteros y algunos miembros del público, quienes tuvieron que salir presuroso del baño para recibir al argentino

Ataviado con un traje de charro, el cantautor sudamericano empezó su participación rompiendo una guitarra de madera en el escenario para entregar «cera de la revolución».

«Órale, que me vine de torero hoy», arengaba el músico a sus fans a quienes preguntó: «¿La están pasando bien, no han matado a nadie? Amor y paz para Mexico y acá me siento como en casa», antes de interpretar «Funkie».

Después García se sentó al piano y con soltura dejó escuchar de las teclas los acordes de «Pasajera en trance», «No toquen» y «Nos siguen pegando abajo» (Pecado mortal).

«No importa», «De la cama al living», «Estoy verde», «El amor espera» y «No voy en tren» finalizaron la noche de Charly, quien de tajo y definitivamente apagó la luz del Vive Latino, con la cual se despidió dejando satisfecho al público del Vive Latino que no paró de bailar ni cantar después de 60 minutos de actuación apagó la luz en el Vive Latino.

Jane’s Addiction cerró la actividad del escenario principal con la música e idea de Perry Farrell, Dave Navarro, Chris Chaney y Stephen Perkins, quienes regresaban al país después de 20 años de su primera presentación en México.

Esta noche, la actuación de Enanitos Verdes y el esperado retorno de Caifanes, con su alineación original, a los escenarios acapara la atención, además de Jarabe de Palo y Los Bunkers.

Share