<!--:es-->El Papa en su primera misa<!--:-->

El Papa en su primera misa

l papa Francisco ha celebrado la primera misa pública de su pontificado. Lo ha hecho ante los cardenales que lo eligieron y en el mismo lugar donde tuvo lugar el cónclave, en la capilla Sixtina. En su homilía, les ha pedido que sean «irreprochables», tal y «como Dios solicitó a Abraham». Bergoglio también ha pedido a la Iglesia que no olvide sus raíces y la figura de Jesucristo. De otro modo, podrá ser “una ONG piadosa, pero no la Iglesia, ha advertido el Papa, que también ha alertado contra «la mundanidad».

En un discurso simple y directo, el pontífice argentino ha ha centrado su discurso en el «movimiento». El papa Francisco ha instado a los purpurados a tener «el coraje» de caminar en presencia del Señor. «Nuestra vida es un camino, y cuando nos paramos la cosa no va», ha dicho.

En su alocución en italiano dentro de la misa celebrada en latín, el Papa también ha llamado a «edificar la Iglesia» con piedras fuertes, pero vivas. «Cuando no se edifica con piedras nos pasa lo que les sucede a los niños en la playa cuando hacen castillos de arena», ha señalado.

En su primer día como Pontífice, apenas 12 horas después de salir al balcón del Vaticano y saludar a los fieles tras ser elegido, Francisco ha acudido por la mañana a la basílica de Santa María la Mayor para rezar a la Virgen, como ya anunció que haría. Allí le han recibido el arcipreste de la basílica, el cardenal español Santos Abril y Castelló, y el vicario de Roma, el cardenal Agostino Vallini. El papa ha orado unos diez minutos y después ha visitado la cripta del templo, donde se encuentra la cuna en la que, según la tradición, fue colocado Jesús cuando nació. «Nos ha hablado cordialmente, como un padre», ha manifestado el sacerdote Ludovico Melo, que ha compartido oración con el Papa, en un acto sin la presencia de las cámaras. «Nos dieron la noticia con 10 minutos de antelación», ha revelado.

Share