<!--:es-->Ejército de EE.UU. «aceptará a inmigrantes»<!--:-->

Ejército de EE.UU. «aceptará a inmigrantes»

Hasta ahora para alistarse en las fuerzas armadas de EE.UU. los inmigrantes tenían que tener la residencia permanente.

Pero ahora, según el diario The New York Times, a aquellos que cuenten con visados temporales se les ofrecerá obtener la ciudadanía de manera acelerada si se unen al ejército.

Los inmigrantes deberán llevar en el país más de dos años y tendrán que servir en el ejército por un periodo mínimo de tres años.

El Pentágono espera que este nuevo programa sirva para suplir la escasez de nuevos reclutas en áreas como la asistencia médica o la interpretación de lenguas.

A los inmigrantes temporales se les garantizarán visados en base a su educación o sus habilidades, por lo que el Departamento de Defensa espera que los nuevos reclutas sean más cualificados que los candidatos estadounidenses.

También quieren que cuenten con conocimientos de lenguas útiles en zonas de combate como Afganistán e Irak.

«Capital humano»

«El ejército estadounidense está en muchos países en los que la conciencia cultural es imprescindible», dijo el general Benjamin C Freakley, el máximo responsable del reclutamiento en las fuerzas armadas de EE.UU.

«El ejército ganará fortaleza en capital humano y los inmigrantes lograrán la ciudadanía y el tener la posibilidad de vivir el sueño americano», le dijo el militar al The New York Times.

Según este diario, el nuevo esquema puede recortar el tiempo que un residente tiene que esperar para obtener un visado permanente de 10 años a tan sólo seis meses.

El programa estará limitado a 1.000 reclutas el primer año, pero en caso de resultar exitoso podría ampliarse, llegando a proveer al ejército de EE.UU. con uno de cada seis de sus soldados.

El The New York Times también señala que a algunos oficiales y veteranos les preocupa que los extranjeros que se alisten tengan la lealtad dividida entre dos países o sean terroristas intentando infiltrase en las fuerzas armadas estadounidenses.

En los últimos años el ejercito de EE.UU. ha tenido problemas para conseguir nuevos reclutas, hasta el punto de tener que alterar sus reglas para permitir alistarse a gente con problemas de salud o antecedentes criminales.

Share