<!--:es-->EE.UU. exige pasaportes<!--:-->

EE.UU. exige pasaportes

Los ciudadanos de los 27 países con exención de visa para entrar a EE.UU. deberán llevar los nuevos pasaportes biométricos que pueden ser registrados electrónicamente a través de un microcircuito.

Por otro lado, los estadounidenses tendrán que viajar con pasaporte a países cercanos, como México, Canadá y algunas islas del Caribe, porque ya no se aceptarán documentos más simples como las licencias de conducir para poder regresar al país.

«Es parte de la guerra contra el terrorismo. Queremos estar seguros de quién está viajando y qué documentos lleva», señaló la portavoz del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU., Jenniffer Connors.

«Hay más de 6.000 variaciones de documentos que se pueden presentar a nuestros funcionarios cuando uno cruza la frontera. Es imposible mantener eso al día y saber cuáles son falsos y cuáles son verdaderos»,agregó.

Medidas desde 2001

El nuevo requisito de pasaportes es la última de una serie de medidas que, desde 2001, progresivamente han ido complicando la vida de los pasajeros que vuelan en EE.UU.

El nuevo requisito parece no molestar mucho a estadounidenses como Adrián Manley, un residente de Portland, Oregon, que a sus 35 años de edad pagó US$97 para obtener su primer pasaporte antes de viajar a las islas Bahamas.

«Para mí no hace una gran diferencia. Yo quería conseguirme un pasaporte de todos modos y esto me estimuló a hacerlo ahora, ya que antes no hubiera pensado hacerlo para viajar a las Bahamas», señaló Manley.

Una de las juntas locales de turismo de Bahamas, donde el 80% del turismo viene de EE.UU., recientemente anunció en un periódico de Miami que pagarán el costo de un nuevo pasaporte a cualquier estadounidense que estrene el documento en un viaje a esas islas.

«A veces resultan molestas las medidas de seguridad, pero eso no ha impedido que la gente viaje. Esa ha sido la experiencia para nosotros y el resto del Caribe», señaló la directora general de turismo de Bahamas, Vernice Walkine.

Las revisiones de seguridad y la vigilancia en los aeropuertos estadounidenses se han incrementado substancialmente desde septiembre de 2001.

Recorrido por aeropuerto de Miami

En un recorrido por el aeropuerto de Miami, el sargento Rudy Espinosa, de la policía del Condado de Miami-Dade, dijo que los agentes que vigilan la pista ahora llevan rifles automáticos H1K con mira telescópica que antes no portaban.

Sin embargo Espinoza considera que no ha cambiado la esencia del trabajo de vigilar a más de 40.000 pasajeros diarios pese a los nuevos equipos instalados desde 2001.

«Nosotros aquí tenemos cámaras para hacer esto, detectar lo otro, pero un aparato solamente sirve si la persona está prestando atención con esa información que está obteniendo en la computadora», dijo el policía.

Algunos expertos sostienen que las medidas de seguridad han impedido nuevos atentados.

Otros dicen esas que mismas medidas han desalentado las visitas de negocios y turismo desde el extranjero.

Menos visitantes

Datos del gobierno de EE.UU. indican que el número de visitantes extranjeros cayó fuertemente en 2001 y solo se logró remontar el auge de 2000 con los 41 millones registrados en 2005.

Mario Sacasa, representante del Beacon Council, una organización empresarial, insistió que los negocios siguen como siempre.

«Cada semana nos encontramos con grupos de compañías multinacionales que tienen negocios en América Latina y que muchísimas veces traen a sus gerentes hacia Miami de América Latina y Europa o del Asia. Se encuentran acá y es más efectivo desde el punto de vista de costos», según Sacasa.

En el estado de Florida, uno de los más turísticos del país, las cifras todavía están por debajo del nivel anterior a los ataques del 11 de septiembre.

De los 6 millones de visitantes extranjeros registrados en 2000 se bajó a 4,4 millones en 2005, según datos del gobierno estatal.

«Hemos sido impactados en primer lugar por el 9/11 y la merma en los viajes justo después. Además, hemos tenido todos los cambios en los reglamentos de las visas y los aumentos en los costos para que una familia obtenga visa para viajar a EE.UU.», señaló la portavoz de la oficina de turismo de Florida, Vanessa Welter.

El gobierno estadounidense ya anunció que posiblemente a partir de enero de 2008 se empezará a exigir el uso de pasaportes a los estadounidenses que viajen por tierra a México y Canadá.

Share