<!--:es-->Diez consejos para combatir dolores de espalda<!--:-->

Diez consejos para combatir dolores de espalda

Según estudios realizados, una gran porción de la población alrededor del mundo en algún momento de su vida sufirá de problemas relacionados con la espalda.

Muchos casos de jubilaciones anticipadas se basan en lesiones de la columna vertebral, y la población escolar de niños entre seis y once años está padeciendo cada vez más de deformación de vértebras y dolores lumbares, debido, sobre todo, a las mochilas pesadas y a las malas posturas.

Los habitantes de los países desarrollados pagan su tributo a la civilización en forma de dolor de espalda. Las camas blandas, el calzado estrecho, el sedentarismo y la alimentación rica en grasas, que conlleva un exceso de peso

A continuación se presenta 10 consejos saludables para prevenir y hasta aliviar el dolor de espalda.

Consejo para el dolor de espalda #1: Hacer deporte
Practíquelo con regularidad teniendo siempre en cuenta su edad y su estado físico. Hay que saber elegir; contrariamente a lo que muchos piensan, la natación no siempre resulta beneficiosa cuando existen problemas de espalda; puede, incluso, agravar las lesiones existentes. El remo, el fútbol, el golf, la equitación, el judo y el kárate son también deportes de riesgo. Para los indecisos o los perezosos la alternativa no puede ser más sencilla: un paseo diario de media hora mantendrá la espalda siempre a punto.

Consejo para el dolor de espalda #2: Aplicar calor
Es un remedio fácil que se puede emplear en la propia casa. Al acelerar la circulación sanguínea elimina las inflamaciones y flexibiliza las fibras musculares. Es beneficioso en la artrosis, el lumbago, las agujetas o las contracciones musculares. Se puede utilizar en forma de bolsa de agua caliente, aire producido por el secador de pelo o manta eléctrica. La cataplasma fabricada con fécula de patata resulta particularmente antiinflamatoria, y su preparación no puede ser más sencilla: desleír 200 gramos de fécula en agua y calentar, removiendo, hasta obtener una pasta que se colocará sobre la zona afectada.

Consejo para el dolor de espalda #3: Evitar el estrés
Es el causante de una espalda rígida o de contracciones musculares si se trata de zonas debilitadas por malas posturas en el lugar de trabajo. En el caso de secretarias o conductores profesionales, la zona de estrés radicará en el cuello y los hombros; para los que están mucho tiempo de pie o usan tacones altos la zona se sitúa en la región lumbar. El único tratamiento eficaz sería eliminar la causa, pero no resulta fácil cambiar de trabajo o de condiciones de vida. Esta espalda dolorida puede aliviarse con un tratamiento diario de aceites esenciales de lavanda, mejorana, eucalipto o romero añadidos al agua del baño.

Consejo para el dolor de espalda #4: Tener una buena cama
Pasamos en ella un tercio de nuestra vida, por lo que conviene elegirla correctamente. La cama dura resulta interesante para los jóvenes y para las espaldas en muy buen estado, pero perjudica a los obesos y a los que tienen problemas vertebrales previos. El colchón de láminas flexibles es una buena alternativa, aunque últimamente los expertos recomiendan el colchón de agua, especialmente indicado para quienes padecen de reumatismo o de deformaciones de la columna. Lo más barato puede ser también lo más eficaz: un colchón de espuma o látex colocado sobre el suelo o sobre una tabla de madera.

Consejo para el dolor de espalda #5 Cuidarse del lumbago
¡Jamás debe tomarse a la ligera! Es posible que se trate de un esguince vertebral de mayor o menor gravedad. Aunque usted se crea recuperado, si vuelve a realizar esfuerzos corre el riesgo de sufrir recaídas cada vez más severas. El tratamiento consiste en reposar en la cama con las rodillas levantadas sobre un almohadón. Después del ataque, y aunque pareza anticuado, hay que usar un ceñidor o banda apretada en torno a los ríñones ¡durante dos meses como mínimo! Las aplicaciones locales de calor actuarán como antiinflamatorio natural.

Consejo para el dolor de espalda #6 Hacer masaje para la tortícolis
Es un dolor muscular agudo que aparece en la zona del cuello como consecuencia de la tensión o de una corriente de aire. El dolor puede bajar por la espalda y los brazos y, cuando aparece, lo mejor es actuar con rapidez. Hay que hacer que la zona descanse, para lo cual se puede enrollar una toalla grande alrededor del cuello. Habrá que realizar un masaje suave con aceites esenciales de abedul o eucalipto. También alivian las cataplasmas de arcilla verde, que se mantendrán durante una hora sobre la zona dolorida.

Consejo para el dolor de espalda #7: Mejorar la alimentación
Si usted es obeso, las grasas estarán sustituyendo a los músculos, que deberían ser el soporte firme de su columna. Por otra parte, la salud de los huesos precisa del aporte diario de dos elementos : calcio y fósforo, cuya fijación en el organismo depende de la vitamina D, formada por la exposición de la piel al sol. Hay que incluir diariamente en la dieta pollo, pescado, queso blanco y yogures desnatados.

Consejo para el dolor de espalda #8: Usar la ropa adecuada
No usar jerseys o camisas cortas que dejen desprotegida la zona lumbar; huir de prendas apretadas que compriman la espalda; abandonar los tacones altos y las botas muy apretadas que impidan el juego del píe, y, por último, elegir tejidos naturales como el algodón, que absorben la transpiración y mantienen la temperatura adecuada. La piel «respira» mejor y se liberan las toxinas que contribuyen a agarrotar la musculatura.

Consejo para el dolor de espalda #9: Tener la posturas
La postura adecuada para cada actividad es fundamental para prevenir el dolor de espalda. Hay que caminar con los hombros erguidos y la columna recta; cuando carguemos peso lo distribuiremos equilibradamente entre ambas manos; nos inclinaremos flexionando las rodillas, y nunca con las piernas estiradas; un atril de lectura es más recomendable que tener el libro sobre la mesa, y, por último ¡nada de butacones mullidos donde la columna permanezca arqueada durante horas!

Consejo para el dolor de espalda #10: Prevenir en los niños
La prevención debe ser la regla de oro. Desde la infancia hasta la adolescencia, la espalda del niño tendría que ser examinada anualmente por un especialista. En este caso se recomienda:

– Evitar que usen prolongadamente zapatillas deportivas, que impiden a los músculos funcione correctamente

– Vigilar el peso de la mochila escolar, que nunca debe pasar del 10% del pesodel niño

– Controlar muebles y fuentes de luz, de forma que los pequeños mantengan una postura recta. El niño debe tomar el sol con moderación desde los primeros meses de vida.

– Consumir alimentos con calcio, fósforo, magnesio, hierro y cinc, ya que son minerales fundamentales para la futura salud de su columna. Utilizar sal marina, rica en flúor y necesaria para la correcta calcificación de los huesos.

Share