<!--:es-->Cuenta regresiva para Biutiful en los Goya<!--:-->

Cuenta regresiva para Biutiful en los Goya

»Balada triste de trompeta», »Pa negre», »Buried» y »También la lluvia» encabezan la lista de nominados a los premios Goya del cine español, que se entregan el domingo y en los que Javier Bardem aspira a llevarse la estatuilla de mejor actor por »Biutiful».

Los Goya cumplen 25 años y, para celebrarlo, la gala abandona su tradicional ubicación en el espacioso Palacio de Congresos de Madrid y se traslada al emblemático Teatro Real, en el casco histórico de la capital española. El humorista catalán Andreu Buenafuente repite como presentador del evento, en el que también compiten cintas de Perú, Argentina, México y Chile.

»Balada triste de trompeta», del director Alex de la Iglesia, acumula 15 postulaciones y podría convertirse en la gran triunfadora de la noche. La cinta repasa algunos de los episodios más oscuros de la historia de España a través de un circo y dos de sus payasos, enfrentados por una mujer.

La gran sorpresa es la catalana »Pa negre» («Pan negro») de Agustí Villaronga, con 14 candidaturas, ambientada en la posguerra civil española. »También la lluvia» -protagonizada por Gael García Bernal y Luis Tosar- suma 13.

Dirigida por Icíar Bollaín, »También la lluvia» es una película dentro de una película, en la que se sigue a un director y productor que viajan a Bolivia para rodar una cinta sobre Cristóbal Colón y se acaban topando con una serie de protestas indígenas contra la privatización del agua, poniendo en evidencia el paralelismo entre pasado y presente.

La película de Bollaín se quedó fuera de las nominadas al Oscar a mejor película de habla no inglesa en el último corte.

El cuarteto de favoritas lo completa la claustrofóbica »Buried» («Enterrado») , del español Rodrigo Cortés, que reproduce una pesadilla recurrente: ser enterrado vivo.
Estas películas copan las nominaciones en las categorías más importantes: mejor película y mejor director.

»Biutiful», del mexicano Alejandro González Iñárritu, quedó fuera de las postulaciones destacadas, pero suma ocho candidaturas a los Goya, entre ellas mejor guión original, mejor dirección de fotografía, dirección artística y montaje y mejor actor protagonista para Bardem.

El artista español podría llevarse el quinto Goya de su carrera. Bardem aspira al Oscar por este papel, al igual que »Biutiful» que está postulada como mejor cinta en lengua extranjera. Los premios de la Academia se celebrarán el 27 de febrero en Los Angeles.

La posible presencia de Bardem en Madrid ha despertado una enorme expectación tras su reciente paternidad. Pero es una incógnita si vendrá, o no, acompañado de su esposa Penélope Cruz, que dio a luz a finales de enero en una clínica de Los Angeles.

Junto a Bardem, competirán por el premio al mejor actor protagonista Antonio de la Torre de »Balada triste de trompeta», Luis Tosar de »También la lluvia» y Ryan Reynolds de »Buried».

El boliviano Juan Carlos Aduviri aspira al Goya al mejor actor revelación por su trabajo en »También la lluvia».

En la categoría de mejor actriz buscan el Goya Elena Anaya por »Habitación en Roma», Emma Suárez por »La mosquitera», Belén Rueda por »Los ojos de Julia» y Nora Navas por »Pa negre».

Por la estatuilla de mejor película hispanoamericana se enfrentan la peruana »Contracorriente» de Javier Fuentes-León, la argentina »El hombre de al lado» de Mariano Cohn y Gastón Duprat, la mexicana »El infierno» de Luis Estrada y la chilena »La vida de los peces» de Matías Bize.

El Goya de Honor, en reconocimiento a toda una carrera, será para el director Mario Camus.

La premiación del domingo será la última gala de De la Iglesia como presidente de la Academia española de cine. Después de dos años de mandato, el realizador anunció que dimitirá tras los Goya por desavenencias con una polémica ley recientemente aprobada, de defensa de la propiedad intelectual y en contra las descargas de material de entretenimiento en Internet.

Es una incógnita el recibimiento que los compañeros de profesión darán a De la Iglesia por su oposición a esta ley, mayoritariamente respaldada por el mundo de la cultura y la industria del ocio.

Share