Criaron a su mascota pensando que era un tierno cachorro y se llevaron una sorpresa

Criaron a su mascota pensando que era un tierno cachorro y se llevaron una sorpresa

Fue hasta que el animal pesaba 440 libras cuando se dieron cuenta de la verdad

Tener una linda mascota en casa puede complementar a las familias, y más si se trata de un perro, considerado el mejor amigo del hombre.

Así lo consideró una pareja de la provincia de Yunnan, China, cuando hace dos años llevaron a casa lo que pensaron era un cachorro de un mastín tibetano.

Fue así como durante todo ese tiempo lo cuidaron y lo trataron como un integrante más de la familia, pero poco a poco las cosas cambiarían.

Y es que el tamaño de la tierna mascota seguía aumentando, por lo que la familia vivió engañada pensando que sólo se trataba de un can muy grande.

Fue hasta que el animal llegó a pesar 440 libras y medir 3.2 pies de altura, cuando se dieron cuenta que en realidad se trataba de un oso negro.

“Se podía comer una caja llena de frutas y dos ollas de fideos al día”, aseguró el ama de casa en entrevista a medios locales.

Conscientes del peligro y las consecuencias legales de tener un animal silvestre sin los permisos necesarios, los propietarios decidieron acudir a la Policía Forestal.

Las autoridades confirmaron rápidamente que se trataba de un oso negro asiático, una especie protegida y optaron por enviar a la mascota un centro de vida silvestre para que reciba mejor atención

Cabe señalar que debido a los buenos cuidados que le dieron sus dueños, el animal no tenía lesiones ni problemas de salud.

Muchos osos y sus crías están en peligro de extinción, ya que son blanco de contrabandistas en Asia porque muchas personas suelen usar partes de su cuerpo para fabricar medicamentos.

Share