Cómo prevenir la dermatitis del pañal

La mejor forma de prevenir la dermatitis del pañal es
mantener la piel de su bebé lo más seca y limpia posible
y cambiarle a menudo los pañales para que las
heces y la orina no le irriten la piel.
Para prevenir la dermatitis del pañal, es importante:
cambiarle al bebé los pañales manchados de orina o
heces lo antes posible mojar ocasionalmente las nalgas
del bebé, entre los cambios de pañales, con agua
caliente directamente del grifo o vertida mediante
una botella esperar a que al bebé se le seque la
piel completamente antes de ponerle un pañal
nuevo secar la piel cuidadosamente dando unos
toquecitos con un paño suave (frotar la piel puede
provocar irritación) colocar el pañal de manera que
quede holgado y no irrite la piel del bebé.
Si usted utiliza pañales de tela, enjuáguelos varias
veces después de cada lavado para eliminar cualquier
resto de jabón o detergente que pudiera irritar
la piel del bebé. Inclusive un manejo natural
de este tipo de pañal es dejar en vinagre por lo
menos una vez a la semana para retirar la lejia que
ha quedado del jabón. Al lavar la ropa del bebé, evite
utilizar suavizantes o perfumes para la lavadora o la
secadora, que también podrían irritarle la piel.
Algunos expertos recomiendan dejar al bebé sin pañales
durante varias horas al día para que la piel irritada
pueda secarse y “respirar”. Esto resulta más
fácil si coloca al bebé en una cuna con sábanas impermeables
o sobre una toalla grande en el suelo.
En el caso de algunos bebés que tengan la piel especialmente
sensible, puede ser útil aplicar una crema o
pomada protectora cada vez que se cambia el pañal,
pero no todos los bebés la necesitan.
Tratamiento
La dermatitis del pañal a menudo remite cuando se
controla frecuentemente el estado de los pañales del
bebé y estos se cambian en cuanto se mojan o se
ensucian. La aplicación de una crema o pomada de
óxido de zinc o de vaselina ayuda a aliviar la irritación
y a proteger la piel de la humedad. Cada vez que se
cambie el pañal, se debería cubrir generosamente
con ella la zona afectada por la erupción.
La dermatitis del pañal suele desaparecer en dos o
tres días con los cuidados que acabamos de describir,
aunque a veces puede durar algo más. Si persiste o si
al bebé le empiezan a salir pupas en la piel, consulte
al pediatra. Para ciertos tipos de dermatitis, el pediatra
puede aconsejar usar durante algunos días una
crema con antifúngicos, antibióticos o corticosteroides
suaves, hasta la que la erupción desaparezca.
Por último, hay algunos países que tienen a su alcance
cremas o gel de Aloe (sabila), que si es factible
pueden disminuir la inflamación, Así también agua de
manzanilla, idealmente la planta natural más que bolsas
de te, que pueden contener preservantes.

Share