<!--:es-->¿COMO ELEGIR LAS FLORES PARA MI BODA?<!--:-->

¿COMO ELEGIR LAS FLORES PARA MI BODA?

Las flores constituyen generalmente el punto fuerte de la decoración de tu boda. Aportan una nota de naturaleza y frescor a toda ceremonia y son a menudo la nota final al vestido de novia. En resumen, las flores son ineludibles en toda boda que se precie. Modo de empleo para elegirlas bien:
Tu ramo
1- Tradicionalmente, es tu futuro esposo quien las encarga, la mañana de la boda. Habrá tenido en cuenta tus consejos para que esté conjuntado con tu vestido.
2- Si tu vestido tiene ya motivos o pequeñas flores, evita las composiciones demasiado cargadas y coloridas. Opta por la simplicidad de un pequeño ramo monocolor.
3- Procura no elegir flores con pistilo que manchan o si no, hazlos retirar. Especialmente en el caso de la flor de lis que tiene la fastidiosa costumbre de dejar huellas amarillas muy difíciles de limpiar. Evita también las composiciones campestres porque las flores salvajes se marchitan rápidamente.
4- Tu futuro esposo y sus testigos podrán llevar en el ojal de la solapa una flor “sacada” de tu ramo.
5- Para las damitas de honor haz preparar composiciones como la tuya pero de dimensiones más modestas.
A saber: si no has lanzado el ramo a tus amigas solteras y deseas conservarlo, sujétalo boca abajo y vaporízalo con laca de pelo.
En el lugar de la ceremonia
1- Después de haber pedido autorización al ayuntamiento y/o al encargado de decorar el consistorio o el lugar de culto, organízate para que se distribuyan en el lugar correspondiente una hora antes de la ceremonia.
2- Pon pequeños ramos de colores con forma de corona para la decoración del salón de la ceremonia. Sujétalos en la primera silla de cada fila o al principio de los bancos.
3- Prevé dos ramos más grandes para colocarlos de uno y otro lado del altar, mesa o pupitre.
4- ¿Por qué no piensas en poner ramas de hiedra envolviendo las sillas o los bancos? ¡Conseguirás un efecto vegetal embaucador y original!
5- No olvides los eventuales pétalos de flores que te tirarán a la salida de la ceremonia.
Recuerda: el arroz está, desde hace un tiempo, prohibido. Provoca graves problemas de digestión a los pájaros que vienen a picotearlo.
A saber: es habitual dejar como ofrenda al menos uno de los ramos en el lugar de culto.
En el banquete
1- Los más clásicos optarán por un ramo puesto en el centro de la mesa. Precaución: no tiene que ser demasiado grande a fin de que los invitados puedan verse las caras.
2- Evita las flores con perfume muy fuerte, ya que podría molestar a tus invitados en el momento de la comida.
3- Puedes decorar el coktail con composiciones majestuosas y más altas con el fin de rellenar el espacio.
4- La tendencia actual viene marcada por composiciones mixtas a modo de centro de mesa: mezclas de frutas, verduras y flores exóticas: hibiscus, bambú, loto, naranjas, alcachofas…
5- También puedes disponer pétalos de rosas en grandes centros de mesa transparentes rellenos de agua para dejar pasar la luz a través de él. Añade velas flotantes.
El idioma de las flores
No cometas una torpeza, los colores y las especies tienen su significado.
Se prefiere:
Las rosas rojas = pasión.
Las rosas rosas = juramento de amor.
Las rosas blancas = pureza de sentimientos.
El tulipán = amor perfecto.
El jazmín = amor voluptuoso.
La flor de lis = la pureza.
Se evita:
Las rosas amarillas = infidelidad.
Los narcisos = frialdad.
El gladiolo = la indiferencia.
La camelia blanca = el amor desdeñado.
A saber: se ha acusado durante mucho tiempo al clavel de traer mala suerte, pero en realidad se trata de una superstición reservada exclusivamente al mundo del espectáculo. De hecho se puede traducir por un amor sincero.

Share