Cómo crear un Negocio Exitoso en 6 pasos

El proceso de emprendimiento se divide en 3 etapas básicas: planeación, inicio y desarrollo. Dentro de estas 3 etapas encontramos una serie de momentos clave que marcan el éxito o fracaso de un negocio.
Este artículo es una recopilación de varios de ellos y herramientas para implementar en cada uno de estos momentos con el fin de aumentar las probabilidades de éxito al emprender, pero no se trata de una guía del tipo “hágase rico de la noche a la mañana”, todo lo contrario, aquí encontrarás cada uno de los pasos que debes dar para crear un negocio exitoso siempre y cuando estés dispuesto a trabajar con pasión, paciencia y perseverancia.
1. Encontrando la motivación
Este momento es conocido como la etapa cero del emprendimiento. Aquí empieza todo, ningún negocio será exitoso sin una buena razón para empezar y continuar con él. Existen varias razones por las cuales una persona toma la decisión de emprender: Necesidad de cambio, pasión, deseo de superación… son algunas de ellas.
Un gran error es pretender iniciar nuestro negocio guiados solo por la ambición. La mayoría de los empresarios exitosos no ven el dinero como su objetivo principal, ¿Te resulta curioso? pues aunque parezca extraño, son pocas (por no decir ninguna) las grandes empresas que nacieron con la meta de hacer millonarios a sus dueños.
Los expertos recomiendan ver más allá del dinero y encontrar motivaciones que te mantengan en la lucha aunque tu negocio entre en crisis y su rentabilidad se vea afectada.
2. Armando tu equipo emprendedor
Puedes emprender solo, pero créeme que puedes lograr mucho más si te unes a otras personas igual de apasionadas a ti. Encuentra personas con perfiles complementarios al tuyo, verás que cuando los sueños de varias personas se unen se logran grandes cosas.
Steve Jobs, Bill Gates, Mark Zuckerberg y muchos otros grandes emprendedores de la historia contaron con el apoyo incondicional de otros emprendedores que estaban allí dándoles inspiración y motivación en los momentos difíciles, aportando sus ideas y poniendo todo de sí para cambiar el mundo.
No temas compartir tus ideas y proyectos, estamos en una era dónde las ideas están por todas partes y lo que se necesita es equipos de emprendedores dispuestos a materializar esas ideas. Asiste a eventos para compartir e interactuar con otras personas y no dudes en unir a tu equipo a cualquier persona cuyas ideas y habilidades puedan aportar al desarrollo de tu proyecto.
3. Seleccionando la idea de negocios
El siguiente paso es elegir la famosa “idea de negocios” y aquí hay distintos enfoques; para algunos autores, las ideas de negocios deben ser innovadoras, mientras otros recomiendan “no tratar de reinventar la rueda” sino buscarle nuevo usos o maneras de hacerla más eficiente.
La mayoría de los emprendedores se quedan en busca de una idea de negocios perfecta, cuando en realidad las ideas no son ni buenas ni malas, solo son ideas, y el encargado de hacerla rentable es el emprendedor.
No todos somos inventores, por ello mi recomendación es buscar una idea según tu perfil. Si eres fanático de los productos novedosos y eres bueno para desarrollar invenciones, no lo pienses más, debes crear un negocio basado en la innovación. Por el contrario, las ideas simples también pueden llegar a ser exitosas, especialmente cuando su gestor apunta al nicho de mercados correcto y desarrolla mejores estrategias que su competencia.
4. Diseñando tu modelo de negocios
En el paso anterior hemos definido qué vamos a hacer, ahora debemos definir cómo lo vamos a hacer.
Al diseñar nuestro modelo de negocio vamos a identificar los elementos clave de nuestro proyecto para poder enfocarnos en ellos y desarrollar propuestas de valor interesantes. Sin un modelo definido es muy fácil perder el foco y desgastar nuestras energías y recursos en procesos que realmente no aportan al desarrollo del negocio.
5. Planeando tu negocio
Un plan de negocios es una herramienta para evaluar oportunidades y definir su viabilidad, además se convierte en un “mecanismo de seguridad” para minimizar los riesgos al emprender.
Recuerda que hay dos formas seguras de fracasar: una es hacer las cosas sin pensarlas y la otra es pensar las cosas sin hacerlas. En esta etapa se suelen cometer estos 2 errores. Por un lado hay quienes empiezan sin un plan y por el otro hay quienes planean demasiado y nunca empiezan.
Tu plan de negocios debe ser sencillo, realista y práctico para que sea del interés de socios e inversionistas. A continuación te invito a revisar los siguientes recursos que te serán de gran ayuda en este paso:
6. Diseñando la imagen e identidad corporativa
La diferencia entre los negocios exitosos y lo que simplemente son “un negocio más” es la diferenciación en el mercado, y esta diferenciación se logra a través de una serie de elementos como el logo, el slogan, el nombre, la misión, visión, principios, propuesta de valor, etc.
Muchos de estos elementos se convierten en importantes activos para una compañía, por ello debes darle un toque único a tu negocio, así lograrás que el cliente te recuerde y te prefiera a ti por encima de cualquier competencia.

Share