<!--:es-->Cómo ahorrar dinero consumiendo menos gasolina<!--:-->

Cómo ahorrar dinero consumiendo menos gasolina

Si te preocupa el costo de conducir tu automóvil, no estás solo. Además de los gastos de mantenimiento y seguro de auto, el precio de la gasolina es uno de los factores que más afecta la economía familiar.

Aunque los precios de la gasolina fluctúan, siempre es un buen momento para cuidar tu bolsillo y aprender a conducir de una manera más eficiente. Sigue los consejos a continuación para disminuir tu consumo de gasolina y ahorrar al máximo.

Elige un automóvil más eficiente. Si en realidad no necesitas conducir vehículos con motores grandes y potentes que gastan más gasolina, considera cambiarlos por modelos más pequeños y eficientes. Incluso, algunas compañías de seguro de auto ofrecen descuentos especiales por conducir automóviles con consumo eficiente de gasolina.
Mantén tu auto en buenas condiciones. Llevar tu auto al mecánico para una afinación te permitirá corregir problemas que desperdician gasolina. No olvides usar el tipo de aceite correcto para tu motor y revisar que las llantas tengan la presión de aire adecuada.
Conduce con sensatez. Evita acelerar y frenar abruptamente, o manejar sobre el límite de velocidad, ya que tu auto gastará más gasolina. Además del dinero que ahorrarás, este consejo es parte de las medidas básicas de seguridad al conducir.
Disminuye el peso. Saca objetos pesados que no necesites llevar en tu auto. Cada 100 libras adicionales de peso en tu auto pueden disminuir tu eficiencia de combustible hasta un 2 por ciento.
Apaga el motor si no lo necesitas. Si tienes que detenerte y esperar unos minutos, gastarás menos gasolina si apagas y enciendes el motor, que si mantienes el auto encendido.
Planea una ruta eficiente. Combina varios mandados en un solo viaje y organiza tus destinos en una ruta eficiente. Incluso puedes reducir el número de viajes con acciones sencillas como hacer tus compras por Internet o almorzar en tu trabajo en lugar de salir a un restaurante.
Considera otras formas de transporte. Sugiere a tus compañeros de escuela o trabajo viajar en un solo vehículo para que todos ahorren. También puedes ahorrar utilizando el transporte público, y si las distancias son cortas, considera caminar o usar una bicicleta. De esta forma cuidarás tu bolsillo y tu salud al mismo tiempo.
En estos tiempos difíciles, cuidar tu presupuesto es uno de tus principales retos. Sin embargo, con estas recomendaciones muy pronto podrás invertir tus nuevos ahorros en el bienestar de tu familia.

Share