<!--:es-->Charlie Montoyo, prospecto como manager<!--:-->

Charlie Montoyo, prospecto como manager

Como los prospectos bajo su custodia en el Juego de Futuras Estrellas de Grandes Ligas, el técnico boricua Charlie Montoyo va en buen camino a desempeñar labores como coach o manager en las Mayores en un futuro no muy lejano.
El nativo de Manatí lleva cuatro años sirviendo de técnico para la selección de jugadores internacionales que participa en el partido entre los mejores prospectos de Grandes Ligas estadounidenses y del extranjero. El Juego de Futuras Estrellas ha sido una parte integral de las festividades que rodean el Juego de Estrellas de Grandes Ligas desde el 1999.

«Para mi siempre ha sido un honor que traigan a uno para acá», dijo Montoyo antes del Juego de Futuras Estrellas de Grandes Ligas en el Citi Field de Queens, Nueva York el domingo en la mañana. «A mi me gusta esto porque de momento uno ve nombres y se dice: ‘¿quien será ese tremendo prospecto?’ Y ya en dos años están en las Grandes Ligas».

«En los tiempos en que venido, he visto muchachos como José Altuve y Neftalí Feliz», explicó el ex pelotero quien disfrutó de una carrera de 10 años (1987-1996) como jugador profesional con las organizaciones de los Cerveceros de Milwaukee, Expos de Montreal y Filis de Filadelfia pero quien jugó sólo 27 días en las Grandes Ligas en el 1993 (Expos).

Los prospectos que participan en el Juego de las Futuras Estrellas son las joyas preciosas de cada organización de Grandes Ligas. Es importante que dicha colección de talento este en buenas manos. Si fuera posible cada organización enviaría su propio técnico como salvaguardia de sus muchachos. Realizar eso no es posible ni eficiente. Consecuentemente la Oficina del Comisionado nombra a personas de confianza para ser el personal técnico de las dos escuadras de prospectos.

Que Montoyo haya sido nombrado cuatro veces en los últimos cinco años para ser uno de siete técnicos para los prospectos internacionales demuestra la estima que los magnates del béisbol tienen por sus talentos. «Es honor que me den tanta confianza con estos muchachos», manifestó Montoyo.

«Me éxita, porque me gusta enseñar y ver esos prospectos tan buenos», reiteró el hombre cuyo trabajo de tiempo completo en el verano es dirigir a los Bulls de Durham, la sucursal de Triple A de los Rays de Tampa Bay.

Los Bulls tienen la mejor marca entre todos los equipos en las Ligas Menores 62-35 (.629) y lideran la División Sur de la Liga Internacional actualmente.

Las labores de Montoyo en el Juego de Futuras Estrellas lo ayudaran a llegar a las Grandes Ligas sea como técnico o dirigente tarde o temprano.

Montoyo no deja que especulación sobre su futuro en la Gran Carpa lo distraiga.

«Sinceramente cuando yo hago mi trabajo no pienso en lo que puede pasar con eso. Pienso en mi trabajo ahora mismo. Ya estoy en mi séptimo año en triple A con Durham y hasta ahora me ha ido bien este año, estamos en primer lugar. A ver que pasa, uno no tiene control sobre eso. Trato de hacer bien mi trabajo y hasta ahora me ido bien», dijo el hombre con más de 1,000 victorias como piloto en las menores (1159-1058).

Durante su carrera de 10 años como manager con la organización de los Rays, su trabajo ha sido galardonado con el premio de Dirigente del Año de la Liga Internacional (2010) y reconocido por Baseball America como el Mejor Dirigente de las Ligas Menores (2009).

Share