<!--:es-->Bush acepta renuncia de Bolton<!--:-->

Bush acepta renuncia de Bolton

El embajador fue nombrado directamente por el mandatario en 2005, usando una potestad presidencial, después de que el Senado se negará a confirmar a Bolton en su puesto.

Los analistas recalcan que la renuncia de Bolton, al igual que del ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld, son la consecuencia de la derrota de los republicanos en las elecciones del 7 de noviembre pasado.

Bush no logró que Bolton fuera confirmado en su cargo cuando el Senado estaba en manos republicanas y sabe que ahora va a ser casi imposible, cuando los demócratas tomen el poder de la Cámara Alta en enero.

«Sin entusiasmo»

El senador demócrata Joseph Biden, que será el nuevo jefe del Comité de Relaciones Exteriores, el órgano que se encarga de las confirmaciones de los embajadores postulados por Bush, ya había advertido que la nominación de Bolton causaría muchos roces.

«Nunca vi un real entusiasmo (por la nominación de Bolton), empezando por la banca republicana. En la nuestra, no hay ninguno. Creo que la nominación de John Bolton no va a ningún sitio», señaló Biden hace una semanas.

Bolton es conocido por sus fuertes críticas a las ONU. Por ejemplo, el funcionario señaló que si desaparecieran 10 pisos del edificio de Naciones Unidas en Nueva York apenas se notaría la diferencia.

Según los legisladores, este tipo de declaraciones indica que el hasta ahora embajador no es precisamente el más idóneo para ser el representante ante ese organismo internacional.

Desilusión de Bush

«Estoy muy desilusionado de que unos cuantos senadores evitaran la votación que el embajador Bolton se merecía en el Senado», señaló hoy Bush en un comunicado de prensa.

El mandatario enfatizó el papel que jugó Bolton en importantes decisiones durante el último año, como la condena a Corea del Norte por sus actividades nucleares, así como sus esfuerzos para que Irán suspenda el enriquecimiento de uranio.

Pese a las palabras de Bush, ni siquiera los republicanos apoyaron la nominación de Bolton.

«Confirmar a Bolton en la posición de embajador de la ONU es un error, después del claro consenso del país de que se necesita una nueva dirección», señaló el republicano Lincoln Chafee, de Rhode Island.

«Hace mucho que creo que la filosofía que ha llevado a cabo esta administración ha dañado nuestra posición de liderazgo en el mundo,» agregó Chafee, quien perdió su banca en las elecciones del 7 de noviembre.

La partida de Bolton es sin duda una muestra del cambio en la administración Bush. Al igual que otros representantes de la «nueva derecha», que jugaron un papel predominante en la preparación para la guerra en Irak, Bolton perdió su cargo.

Share