<!--:es-->Beckham adelanta que jugará 45 minutos con el Galaxy<!--:-->

Beckham adelanta que jugará 45 minutos con el Galaxy

David Beckham no ha jugado todavía un partido oficial con el Galaxy de Los Angeles en su campo del Home Depot Center desde que llegó hace más de un mes, pero para el miércoles, les ha adelantado que lo verán al menos 45 minutos en el campo.

El rival será el D.C.United y el partido corresponderá a la segunda semifinal del torneo de la SuperLiga, que debutó este año, para promocionar y hacer negocio con la llegada de Beckham al fútbol de la Liga Profesional de Estados Unidos (MLS).

Sin embargo, una inoportuna y rebelde lesión del tobillo izquierdo que arrastra desde el pasado 6 de junio ha convertido la llegada de Beckham a la MLS en una auténtica frustración tanto para el jugador inglés que dejó al Real Madrid como para los aficionados locales que sólo lo han podido ver 16 minutos en acción.

El «regalo» de Beckham se dio el pasado 21 de julio cuando el Galaxy se enfrentó en partido amistoso al Chelsea inglés y al Home Depot Center acudieron sus nuevos vecinos y amigos de Hollywood para verlo en acción.

Desde entonces, muy pocos entrenamientos, sesiones de banquillo, de promoción de imagen y 21 minutos de acción el pasado jueves en lo que fue su debut oficial dentro de la MLS cuando el Galaxy jugó contra el D.C.United en el RFK Stadium de Washington ante más de 45.000 espectadores que fueron a ver al astro inglés.

El domingo, el Galaxy también jugo partido de liga, esta vez en el Gillette Stadium de Foxboro ante el Revolution de Nueva Inglaterra, pero Beckham sufrió una recaída en la lesión del tobillo con una ligera inflamación que al final le impidió salir al campo y volvió a ver a perder a sus compañeros por 1-0, pero esta vez desde el banquillo.

Beckham y el Galaxy regresaron a California de la gira por la costa del Este y la ciudad de Toronto (Canadá) para comenzar a entrenarse de cara al partido de semifinal de la Superliga y ahora si parece que el astro inglés va camino de la recuperación completa y la puesta en forma.

Al menos eso fue lo que el propio Beckham manifestó al concluir el entrenamiento con el resto de sus compañeros, el primero que tuvo con cierta intensidad desde que llegó al equipo.

«Es algo bueno el poder al menos estar en el campo y entrenar un poquito más de lo que había podido hacer hasta ahora», declaró Beckham a los periodistas con cierto alivio.

Pero Beckham, de 32 años, también admitió que sigue sin superar por completo la lesión de esguince que sufre en el tobillo izquierdo desde el pasado 6 de junio cuando jugó un partido amistoso con la selección inglesa.

«Puede decir que me encuentro entre un 78 y 80 por ciento listo para jugar, y eso es algo importante y válido para mí», comentó Beckham.

El inglés, ante la confirmación que va superando la lesión, Beckham, adelantó que podría jugar 45 minutos y comprobar sobre el terreno si la recuperación era firme.

«Me siento en condiciones de disputar medio partido ante el D.C.United, lo cual es importante para mí y también para el equipo», valoró Beckham. «Al menos se me verá en el campo, porque ya ha pasado cierto tiempo desde que llegué y eso no ha sucedido».

Al principio de la lesión, Beckham argumentó que había llegado a Estados Unidos para jugar cinco años no sólo los primeros partidos y que no quería arriesgar su carrera.

Beckham todavía no ha jugado un partido completo ni ha salido como titular a pesar que tiene firmado un contrato por cinco años y 32,5 millones de dólares, el mayor en la historia de la MLS.

El partido de la semifinal de la SuperLiga ante el D.C.United le puede ofrecer a Beckham la gran oportunidad no sólo de debutar ante los seguidores del Galaxy en un partido oficial sino además poner a su equipo en una final para enfrentarse a los Tuzos del Pachuca, los actuales campeones del fútbol mexicano.

Share