Arizona: Motel 6 acepta acuerdo para zanjar demanda

Arizona: Motel 6 acepta acuerdo para zanjar demanda

La cadena Motel 6 ha aceptado en principio zanjar una demanda en la que fue acusada de discriminar a clientes latinos en dos establecimientos de Phoenix, los cuales entregaron información personal de huéspedes a agentes de inmigración que después arrestaron a por lo menos siete de ellos.

Según la demanda, Motel 6 tenía una política o práctica empresarial de facilitar al Servicio de Control e Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) información que los clientes proveían cuando se registraban en los moteles. También se acusa a Motel 6 de facilitar la información sin pedir a los agentes que consiguieran una orden judicial o sin que mediara una sospecha razonable sobre la comisión de algún delito. Los detalles del arreglo, revelado el viernes en documentos judiciales, no se han difundido públicamente. Los abogados dijeron que necesitan hasta mediados de agosto para presentar los documentos del arreglo extrajudicial. El acuerdo está sujeto a la aprobación de un juez federal. Don Bivens, un abogado que representa a Motel 6, y el Fondo Mexicano Estadounidense de Defensa Jurídica y Educacional, que interpuso la demanda en enero, no respondieron de momento a las llamadas que se les hicieron el lunes para conocer sus comentarios. La cadena hotelera de bajo costo dijo en septiembre que sus empleados en Phoenix dejarán de trabajar con las autoridades de inmigración después que el periódico Phoenix New Times informara que los trabajadores facilitaban los nombres de los huéspedes a agentes que después arrestaron a 20 personas bajo cargos relacionados con inmigración. En ese entonces, Motel 6 dijo en un tuit: “Esto estaba en marcha a nivel local sin el conocimiento de la gerencia principal”. Dos meses antes de la presentación de la demanda en Arizona, el fiscal general de Washington demandó a la cadena, a la que acusó de violar una ley estatal de protección al consumidor por pasar información de miles de huéspedes a agentes de inmigración sin una orden judicial.

Share