Animé japonés busca renovar interés en México

La compañía nipona Tamashii Nations, que produce juguetes de colección de dibujos animados japoneses, presentó por vez primera en México una exhibición de sus productos con la que busca revitalizar el interés por el animé japonés en la nación latinoamericana.

“Se había estancado un poco y esto va a ayudar a repuntar más para que las televisoras vean que hay otras opciones y que no se queden en un solo segmento, que den la vuelta y vean que hay más para ofrecerle al público. En Japón se están dando cosas buenas que se pueden traer a México”, dijo el sábado a la AP Miguel Ángel Covarrubias, director de compra y venta de Capital 8, empresa mexicana que distribuye piezas de Tamashii Nations y DVDs de producción mexicana de series japonesas. México se convirtió en la segunda nación latinoamericana en recibir la exhibición Galería Tamashii Nations, que unos días antes presentó un evento similar aunque más pequeño en Brasil.

En el territorio mexicano la muestra incluyó unas 120 piezas entre figuras de series como “One Piece”, “Mazinger Z” que ya se han comercializado en Japón y México y prototipos de algunas que próximamente se venderán. Entre ellos sobresalieron la figura de Sailor Mercury, de la serie “Sailor Moon”, la cual se mostraba aún sin pintar.

El evento formó parte de la celebración del décimo aniversario del lanzamiento de las figuras Saint Cloth Myth, piezas altamente detalladas de la serie animada “Saint Seiya”.

Basada en el manga (historieta japonesa) hómonimo de Masami Kurumada, dicha serie surgió en los 80, logrando un gran éxito en Japón y su popularidad se extendió en los 90 a regiones como España y América Latina, donde se conoce como “Los Caballeros del Zodiaco”.

Gran parte de la exhibición estuvo dedicada a figuras de dicha serie, que incluyó un par de figuras de la Diosa Elis y Abel, creados sólo para la exhibición que atrajo a unos 4.000 asistentes durante los dos días, según Carlos López, director general de Animéxico, empresa que organizó la muestra y que distribuye en México figuras de la compañía japonesa.

Para López el interés que la muestra despertó podría abrir la puerta a la llegada de nuevos fenómenos televisivos. “A México anteriormente no lo veían como un potencial de ventas, pero se ha abierto el mercado y con este tipo de eventos ha venido gente de Japón a estar viendo y les ha gustado. Ven que sí hay un potencial” para introducir nuevas series, dijo López.

En México las series japonesas han tenido una gran difusión desde las décadas de 1970 y 1980, cuando se transmitieron títulos como “Candy Candy”, “Remi” y “Heidi”.

En los 90, TV Azteca transmitió con abrumador éxito “Guerreras Mágicas” y “Sailor Moon”, cuyas transmisiones sobresalieron por su contenido violento y referencias a relaciones sentimentales entre personas del mismo sexo.
En la misma época, Televisa apostó por sagas como “Dragon Ball Z”, “Ranma ½” y “Pokémon”.

Aunque las series japonesas permanecen en la programación de distintos canales, se han visto opacadas por series animadas estadounidenses como “Bob Esponja”, “Los padrinos mágicos” y “Ben 10”.

Covarrubias atribuyó parte de ese declive al poco cuidado que se pone al doblaje de las series. Ejemplificó con el caso de “Los Caballeros del Zodiaco. La Saga de Hades”, transmitida en 2009 por TV Azteca con un nuevo doblaje, mientras que el DVD, lanzado casi a la par, conservaba el doblaje al español original. “Salió el televisión con nuevo doblaje y en el DVD se conservaron las voces de los cinco actores de los caballeros de bronce y tuvimos mejor éxito y un repunte del DVD por estas voces”, explicó Covarrubias, que aseguró que a diferencia del televidente promedio, el seguidor de animé tiene un perfil muy particular: `Son muy celosos, crecieron con las voces originales y las quieren seguir conservando”.

Share