5 formas de quitar manchas de cinta adhesiva de ventanas y espejos

Ya sea porque acabas de festejar un cumpleaños, decorar tu casa para Halloween, o porque querías protegerlas de los vientos, tus ventanas están llenas de restos de cinta adhesiva, ¿verdad? ¡Y qué trabajo da sacarlos, horas y horas de refregar! Por eso, para que no pases trabajo en vano, en esta oportunidad te mostramos 5 formas de quitar manchas de cinta adhesiva de ventanas y espejos que te cambiarán la vida. ¿Vamos a conocerlas?

 

#1 Diluyente de pinturas

Antes de entrar en contacto con este producto, debes tener en cuenta que tiene un aroma característico bastante fuerte para trabajar con él en grandes cantidades o por mucho tiempo; así que lo mejor será que utilices poco y rápido. Humedece los restos de cinta adhesiva con diluyente de pinturas, también conocido como thinner, y déjalo actuar por un par de minutos. Una vez que suelte el pegote, utiliza un trapo lavado para limpiar la superficie. ¿Cómo te quedó?

 

#2 Maquina de afeitar

En caso de que el diluyente de pinturas no haya podido con tanto pegote, puedes ayudarlo con una máquina de afeitar, de esas desechables que compras en el supermercado. También, si no te llevas tan bien con el uso de químicos, sería bueno que solamente utilizaras la máquina de afeitar para quitar las marcas de cinta adhesiva y así evitarás los aromas y productos no tan buenos. Buena idea, ¿no te parece?

 

#3 Quitaesmalte

Como las mujeres ya estamos acostumbradas al aroma abrasivo del quitaesmalte y como siempre tenemos una botella o frasco de este líquido en casa, ¿qué mejor que aprovecharlo y sacar los restos de cinta adhesiva del espejo? Humedece con este líquido el pegote, déjalo actuar por un par de minutos, y limpia tu espejo con un trapo seco y limpio. ¡Brillante!

 

#4 Aceite de oliva

¡Quién iba a decir que se podía limpiar los vidrios con aceite de oliva! Este es un ingrediente que nunca falta en mi casa, ¿y en la tuya? Si el aceite viene en spray mucho mejor, para que así puedas medir cuánto le pones al vidrio y no ensuciarlo demasiado. Tienes que rociar un trapo limpio con el aceite, pasarlo por la superficie pegajosa y esperar unos minutos a que penetre en la cinta pegada. Luego puedes ayudarte con las yemas de tus dedos o con la máquina de afeitar para terminar de quitar todo.

 

#5 Alcohol

El alcohol indicado para este tipo de limpieza es el alcohol isopropílico, el del botiquín de casa. Pero asegúrate de que no sea un alcohol con fragancias que pueda tener azúcar o algún producto que genere más y más pegote en las ventanas. Simplemente toma un trapo limpio y humedécelo con alcohol o rocía directamente el vidrio, espera algunos minutos y limpia. ¡Todo queda brillante y fabuloso!

Share